jueves, 17 de abril de 2014

Soufflé increíble




Ingredientes

manteca para la fuente
sal y pimienta negra de molinillo, a gusto
una docena de sandwiches de miga de queso y jamón (comprados *)
4 huevos
2 tazas de leche
1 taza (de desayuno) de queso rallado y media taza más para gratinar
una pizca de nuez moscada

(*): si no tiene sandwiches de miga, ponga capas alternadas de pan lácteo enmantecado, fetas de jamón cocido y tajadas de queso. Termine con pan lácteo y verita sobre ellas la mezcla de huevos. Ahora...¡al horno hasta que se dore!


1- Enmanteque una fuente profunda apta para el horno.

2- Corte los tomates en rodajas bien finitas y sazónelas con sal y pimienta.

3-Coloque en la fuente 4 sandwiches y cúbralos con la mitad de las rodajitas de tomate sazonadas.

4-Ahora espolvoree los tomates con media taza de queso rallado.

5-Siga rellenando la fuente con capas de sándwiches, tomate y queso. Termine con sándwiches.

6-Bata los huevos en un bol junto con la leche. Sazone con sal, pimienta y nuez moscada a gusto.

7-Vierta el batido de la preparación en la fuente. Con un tenedor levante un poco los sándwiches para que el batido escurra.

8-Espolvoree la superficie con la media taza de queso rallado que reservamos antes para el gratinado.

9-Cocine en horno caliente unos 20 minutos, hasta que la preparación se hinche y la superficie esté crujiente y suavemente dorada.


Secretito 1: Recuerde que las preparaciones gratinadas con queso no deben dorarse demasiado para no alterar su sabor.

Secretito 2: En lugar de queso rallado, puede espolvorear la superficie del soufflé con 2 cucharadas de queso roquefort desmenuzado.