domingo, 13 de abril de 2014

Milanesas de carne picada






Frente al aumento del precio de la carne he decidido no enojarme para evitar sumar arrugas en mi frente. En cambio he tratado de darle solución al problema sin renunciar a platos clásicos como las milanesas. Aquí las haremos con carne picada vacuna... ¡o la que tenga más a mano!






Lo que llevan

carne picada (vacuna, porcina, plumífera o de pescado, ¡la que encuentre!), ½ KILOGRAMO
sal y pimienta, A GUSTO
perejil picadísimo, 1 CUCHARADA
ajo, 4 DIENTES
queso rallado, 2 CUCHARADAS
orégano, 2 CUCHARADITAS
aceitunas verdes picaditas, 2 CUCHARADAS (OPTATIVO)
huevos, 1 Ó 2
aceite, CANTIDAD NECESARIA

Varios

ensalada o jardinera de verduras bien condimentada, A GUSTO
pan rallado tamizado o rebozador, CANTIDAD NECESARIA







PASO 1 (1 MINUTO)

Vierta aceite en una sartén pero coloque apenas, una cantidad mínima, es para untar solamente el fondo: con 2 cucharadas será suficiente. Triture los 4 dientes de ajo y rehóguelos muy poquito en el aceite, sin llegar a dorarlos. Luego retire del fuego los ajos picados y salteados y viértalos en un bol. Ahora sígame al siguiente paso, para hacer la pastita.








PASO 2 (8 MINUTOS)

Mezcle a los ajos el medio kilo de carne picada, la cucharada de perejil picadísimo, las 2 cucharadas de queso rallado, el orégano y las aceitunas verdes picaditas. Sazone la mezcla a gusto con poca sal y algo más de pimienta. Ligue todo con un 1 huevo. (Si hiciera falta agregue de a poco otro huevo batido hasta ligar todo en una pasta que se pueda moldear).






PASO 3 (28 MINUTOS)

Coloque pan rallado en un plato sopero. Tome una cucharada generosa de la preparación de carne, aplástela dándole forma rectangular o circular. Rebócela enseguida sobre el pan rallado, presionando bien y manteniendo la forma deseada (¿nunca imaginó milanesas redondas?). A medida que las haga apóyelas sin encimar sobre una fuente.






PASO 4 (40 MINUTOS)

Vierta en una sartén suficiente aceite para freír. Cuando el aceite esté caliente levante cada milanesa con una espátula (para que no se desarmen y evitar que usted estalle en llanto...) y póngalas a freír sin encimarlas. Una vez doraditas de abajo délas vuelta con la espátula para dorarlas del otro lado. Escurra sobre papel absorbente... ¡y haga más milanesas!









PASO 5 (A PIACERE)

Sirva las milanesas con la ensalada de su preferencia o con el contenido de una lata de jardinera de verduras, bien escurrida y condimentada con mayonesa o salsa golf. Otra opción: servir las milanesitas a la napolitana, con un medallón de queso en el centro, sobre éste una cucharadita de salsa ketchup... ¡y un golpe de horno hasta que el queso se funda!