martes, 15 de abril de 2014

Espinacas: tres por cien







No. no quiero convencerla. Las espinacas son ricas en hierro, si… Pero yo se las recomiendo hoy para fortalecer su monedero. Ya que están baratas, le sugiero usarlas para acompañar el churrasco. Pero no tiradas al voleo, como comúnmente hacemos para salir del paso; sino elegantemente presentadas.
                Vale la pena trabajar un poco más en la cocina. ¿Qué luce mejor: una blusa tirada en una mesa de ofertas o bien puesta en una vidriera?

Tarteletas de espinaca

1. Deshaga 2 yemas con 6 cucharadas de agua fría y 100 gramos de margarina, más sal y pimienta a gusto.
2. Incorpórele, de a poco, más o menos una taza y un poco más de harina común, hasta obtener un bollo liso y tierno.
3. Tome porciones y forre con ellas – estirándolas con los dedos – moldes medianos de tarteletas.
4. Una vez forrados los moldes, pinche totalmente la masa que los forra con un tenedor y hornéela hasta que estén sequitas. Enfríe y desmolde.
5. Limpie, lave y cocine por hervido espinacas. Escúrralas.
6. Saltee una cebollita rallada en 50 gramos de margarina.
7. Agréguele las espinacas exprimidas y muy picadas.
8. Rehogue unos instantes y espolvoree con 1 cucharada colmada de harina.
9. Incorpórele de a poco leche, revolviendo hasta que se forme un hermoso engrudo.
10. Retire del fuego y sazone con sal y pimienta y nuez moscada.
11. Rellene con esto las tarteletas, espolvoréelas con queso y gratine.