domingo, 4 de agosto de 2013

Masa para facturas







¡Piedra libre para una masa de factura facilísima! Disuelva 50 gramos de levadura en ½ taza de agua tibia junto con 1 cucharadita de azúcar y una cucharada de harina. Bata bien hasta que se formen globitos, tape y deje en sitio tibio hasta que se hinche como una esponja. Mezcle la “esponja” con 1 taza de leche tibia mezclada con 6 cucharadas de manteca derretida, 6 cucharadas de azúcar, 1 huevo y 1 cucharadita de sal. Y luego, mientras bate con la mano abierta agréguele harina (4 a 4 ½ tazas) hasta que la masa se desprenda del bol. Vuelque sobre la mesa, siga amasando y después, como siempre, póngala a leudar. ¡Luego haga con ella lo que quiera! Yo simplemente la moldee en pancitos, los deje levar, los cocine en horno caliente y – ya fríos – los rellene con dulce de leche y espolvoree con azúcar impalpable. Nada original. ¡Pero de ricos!