domingo, 18 de agosto de 2013

Ensaimadas









Un toque de nostalgia

Ensaimadas Una receta de mi infancia, para no envidiarle a ninguna panadería.

Ingredientes

Esponja

25g de levadura prensada
½ cucharadita de azúcar
1 cucharada de harina
1/3 de taza de leche tibia

Masa

300g y c/extra de harina
100g de azúcar
2 huevos
½ taza, aproximadamente, de leche tibia

Varios

200g de manteca blanda (como pomada)
Azúcar impalpable tamizada, para espolvorear

Preparación

Esponja

1.       Disuelva la levadura prensada en la leche tibia, junto con el azúcar y la harina.
2.       Bata con un batidorcito de alambre hasta que en la superficie se formen globitos. Tape y espere a que la levadura fermente y se convierta en una espuma.

Masa

1.       Ponga en un bol grande la harina, hágale un hueco en el centro y coloque allí el azúcar, los huevos y la “esponja” de levadura.
2.       Bata con la mano abierta mientras le agrega, de a poquito, la leche tibia necesaria hasta que se forme un bollo tierno que se desprenda fácilmente del fondo y las paredes del bol.
3.       Vuelque la masa sobre la mesa enharinada y amásela con todas sus fuerzas hasta obtener una masa tierna y elástica.
4.       Ponga la masa en un bol limpio, tápela y déjela en sitio tibio hasta que duplique el volumen.


Armado y cocción

1.       Estire la masa por partes, dejándola lo más finita posible y dándole forma rectangular. Úntele la superficie, completamente, con manteca blanda.
2.       Enrolle la masa por el lado más largo, como si armara un pionono gigante.
3.       Corte el arrollado en tiras bastante largas como para poder enroscarlas en forma de espiral. ¡Y enrósquelas!
4.       A medida que las enrosque, distribuya las “ensaimadas” –espaciadas entre sí- sobre placas enmantecadas y enharinadas. Tápelas y déjelas leudar hasta que estén hinchaditas.
5.       Cocínelas 5 minutos en horno caliente hasta que se inflen bien y luego siga cocinándolas en horno moderado hasta que estén doraditas.
6.       Al retirarlas del horno, en caliente, espolvoréelas con azúcar impalpable tamizada.