lunes, 13 de marzo de 2017

Una torta de bodas





Los secretos de una torta tradicional que incluye gran cantidad de frutas secas y además miel de caña, especias y whisky. Bien envuelta, se puede guardar hasta un año.


Ingredientes

Azúcar negra, 4 tazas
Manteca, 400 g
Yemas, 10
Harina, 5 tazas
Bicarbonato de sodio, 2 cditas.
Canela en polvo, 2 cdtas.
Clavo de olor molido, 1 cdita.
Jengibre molido, 1 cucharadita
Nuez moscada rallada, 1 cdita.
Pasas de uva en rama, sin semilla, ½ kg
Pasas de uva tipo Corinto, ½ kg
Pasas de uva sultanas, ½ kg
Higos glacé, ½ kg
Ciruelas pasas tiernizadas, picaditas, ¼ kg
Cáscaras de naranja abrillantada y picadita, ¼ kg
Miel de caña, 1 taza
Piñones, 200 g
Nueces picadas grueso, 300 g
Almendras en tiritas, 300 g
Whisky, ½ taza
Claras batidas a nieve, 10

1.   Bata la manteca con el azúcar negra hasta obtener una crema (si puede...).
2.   Agréguele las yemas, de a una por vez, batiendo muy bien después de cada adición. Reserve.
3.   Tamice aparte la harina junto con el bicarbonato, la canela, el clavo de olor, el jengibre y la nuez moscada.
4.   Mezcle en un bol las diferentes clases de pasas de uva, los higos picados, las ciruelas tiernizadas y las cáscaras abrillantadas, más 1 taza de harina.
5.   Incorpore la miel de caña al batido de manteca que hicimos en el paso 2.
6.   Agregue, en forma alternada, las frutas enharinadas en el paso 4 y las frutas secas restantes: los piñones, las nueces y las almendras.
7.   Perfume la preparación con el whisky y mezcle bien. Únale la harina restante y vuelva a mezclar.
8.   Incorpore la mitad de las claras batidas a nieve y mezcle con movimientos envolventes. Agregue el resto de las claras batidas a nieve.
9.   Vierta en un molde grande o en 2 ó 3 chicos forrados con 2 capas de papel madera y una de papel manteca bien enmantecado y enharinado.
10.                     Coloque un jarrito con agua apoyado en el piso del horno para que la torta no se seque demasiado pues lleva una prolongada cocción.
11.                     Acomode el o los moldes en el estante central y cocine en horno moderadamente suave, de 4 a 5 horas, hasta que esté firme pero húmeda.
12.                     Quince minutos antes de finalizar la cocción, retire el jarrito con agua del horno para lograr una corteza crujiente.
13.                     Apoye el o los moldes sobre una rejilla y deje reposar ½ hora. Desmóldela y despeguele cuidadosamente los papeles.
14.                     Para decorarla, úntela con una capa finita de dulce de leche.
15.                     Despues, fórrela con pasta de almendras.
16.                     Deje orear la pasta de almendras antes de bañarla con fondant o baño de glasé.
17.                     Cubra la torta con una baño fino de glasé real (glasé real alivianado con almíbar) y, una vez seco, decórela a gusto.


Secretos

Esta torta de frutas tiene una textura sumamente “pesada”. No se asuste si cuando mezcla las frutas y yo le digo “mezcle con movimientos envolventes” ¡no puede con sus biceps! Lo importante, en este caso, no es airear la preparación sino distribuir las frutas en forma pareja.

Como la torta lleva una prolongada cocción, hay que apoyar en el piso del horno un jarrito con agua, así el vapor que ésta desprenderá evitará que a la torta se le forme una coraza dura.

La mezcla de la torta debe llegar a los 2/3 del molde elegido. Si cocina la torta en diferentes moldes, tiene que acortar el tiempo de cocción.

Para conservarla se debe envolver en una tela embebida en coñac, luego en una doble envoltura de papel manteca y papel madera y al final, guardarla en una lata que esté bien cerrada.



Otros tiempos...! Otras costumbres! Las tortas de boda de antaño se elaboraban con cantidades industriales de frutas secas. Y el piso más alto se guardaba para el primer año de casados.