viernes, 24 de marzo de 2017

Tarta de limón





 

Nada que ver con el lemon pie o pastel de limón que todos conocemos. Se trata de una tarta, sí, pero con un relleno cítrico sumamente espumoso por el agregado de las claras batidas a nieve. Una delicia para disfrutar en familia y en una tarde a toda dulzura para el Día del Niño.

 


Lo que lleva




masa de tarta dulce 1 (COCIDA EN MOLDE DESARMABLE DE 24 CM )

azúcar 1 TAZA

jugo de limón 1/2 TAZA

sal UN POQUITITO ASI

yemas 4

gelatina en polvo sin sabor 1 CUCHARADA

agua fría 1/4 DE TAZA

crema de leche, batida espesa 1 TAZA

claras 4



Como se hace



PASO 1 (3 MINUTOS)

Casque los huevos y separe (como usted sabe) las claras de las yemas. Ponga en una cacerolita 1/2 taza de azúcar, el jugo de limón indicado, la sal y las 4 yemas previamente batidas. Revuelva continuamente sobre el fuego con cuchara de madera hasta que la mezcla espese pero sin que llegue a hervir (si hierve... ¡se corta!). Retire del fuego.


PASO 2 (18 MINUTOS)

Remoje la gelatina en polvo en el agua fría y espere a que se esponje (debe hidratarse). Agréguesela a la preparación anterior mientras está aún caliente, y mezcle hasta que la gelatina se disuelva totalmente . Cuele utilizando un colador de malla fina para que no queden grumos y estacione la crema en la heladera hasta que comience a espesar.

 
PASO 3 (21 MINUTOS)

Bata las claras reservadas a punto de nieve en un bol limpio (sin vestigios de materia grasa). Siga batiendo mientras les va incorporando de a poco el azúcar restante. Continúe el batido hasta obtener un merengue bien firme. Reserve hasta utilizar. Retire la crema de limón de la heladera y bátala también hasta que quede bien espumosa. Reserve.
 

PASO 4 (23 MINUTOS)

Coloque en un bol grande la crema de leche batida a medio punto (debe espesar pero sin dejar que llegue a punto chantillí). Agregue en el bol el merengue hecho anteriormente y la crema de limón espumosa. Una todo con un batidor de alambre, en forma suave y envolvente, para no bajar el batido (debe resultar una crema bien esponjosa).


PASO 5 (6 HORAS)

Vierta la espuma de limón dentro de la tarta precocida (y sin desmoldar). Estacione el molde en la heladera hasta que la crema tome una consistencia bien firme. Recién cuando la crema esté durita como un flan, quítele el aro lateral a la tartera y deslice la tarta sobre una fuente. Ahora, decórela como más le guste, llame a los más chicos y... ¡Glup!