martes, 10 de noviembre de 2015

Super torta de chocolate






Una crema que lleva trocitos de chocolate y azúcar negra se suma a una segunda mezcla. El resultado es una masa deliciosa que se rellena con otra crema, de chocolate y café.


Ingredientes

Primera preparación

Chocolate, 150g
Leche, ½ taza
Azúcar negra, prensada, 1 taza
Yema, 1

Segunda preparación

Harina, 2 tazas al ras
Bicarbonato de sodio, 1 cdta
Sal, un poquitito así
Azúcar, 1 taza
Manteca blanda, 100g
Yemas, 2
Agua, ¼ de taza
Leche, ½ taza
Esencia de vainilla, 1 cdta.
Claras, 2

Crema

Chocolate en trocitos, 150g
Azúcar, 175g
Agua, 75g
Café bien concentrado, 1 cda.
Manteca, 175g (blanda)
Yemas, 2

Varios

Rulos de chocolate

1. Para la primera preparación, ponga el chocolate cortado en trocitos en una cacerola junto con la media taza de leche, el azúcar negra y la yema.
2. Revuelva continuamente sobre el fuego hasta que el chocolate se disuelva y se forme una crema. Retire y deje enfriar. Reserve.
3. Aparte, como segunda preparación, tamice en un bol la harina junto con el bicarbonato y la sal. Reserve.
4. Ponga la manteca en otro bol, agréguele la taza de azúcar molida y bátala energicamente tratando de unir ambos ingredientes.
5. Agregue al batido las 2 yemas, de a una por vez, batiendo muy bien después de cada adición.
6. Mezcle el agua con la leche y la esencia y agréguela al batido anterior alternando con la harina que tamizamos con el bicarbonato y la sal.
7. Una ahora la primera preparación con la que hizo luego, mezclando siempre con movimientos envolventes.
8. Bata las 2 claras a nieve y mézcleselas, siempre con movimientos envolventes, para lograr una miga bien aireada.
9. Vuelque la mezcla en una budinera de tamaño apropiado (con tubo central) enmantecada y enharinada.
10.                 Cocine la torta en horno moderado hasta que, al clavarle un palillo, salga sin adherencias.
11.                 Desmóldela sobre rejilla y déjela enfriar, mientras preparamos la crema.
12.                 Para la crema: coloque los trocitos de chocolate en una sartencita y derrítalos en el horno. Retírelo y mézclelo con un tenedor. Reserve.
13.                Hierva el azúcar con el agua hasta que tome punto de “bolita blanda”. Retire del fuego y deje enfriar.
14.                 Bata la manteca en un bol, hasta que esté cremosa. Únale las yemas.
15.                 Agréguele el chocolate que derritió anteriormente y mezcle bien.
16.                 Mézclele el café bien concentrado.
17.                 Siga batiendo mientras le agrega de a poquito el almíbar que hizo hasta incorporarlo todo. Coloque la crema en la heladera hasta que tome consistencia para untar.
18.                 Parta la torta por la mitad y rearmela rellenándola con 1/3 de la crema preparada. Úntela con el resto de la crema y decore con el chocolate. Lleve al frío hasta que esté firme.


Esta torta de chocolate seduce por su color intenso, ya que tiene un valor agregado: una proporción de azúcar negra que enriquece no sólo su sabor, sino su apariencia.

Secretos

Al preparar el almíbar que require la crema, el punto de “bolita blanda” (once minutos de hervor, aproximadamente) se reconoce así: pasado dicho tiempo, retire la cacerolita del fuego y eche un poquito del almíbar en la taza que contenga el agua fría. Si al enfriarse el almíbar se solidifica de modo que usted pueda moldearlo como un chicle en forma de bolita blanda... ¡listo! Si se deshace en hebras, haga hervir el almíbar unos minutos más, hasta lograr el punto deseado.

No dé grititos de desesperación si cuando prepara la “crema de manteca” ésta resulta demasiado blanda despues de la incorporación del almíbar. Un preciso estacionamiento en la heladera le devolverá la consistencia necesaria para rellenar o decorar la torta.

Cuando compruebe la cocción de una torta clavándole un palillo o brochette, tenga la precaución de clavárselo en el centro pues los bordes, en contacto con las paredes del molde, enseguida se cocinan y es el centro de la torta el que muchas veces nos da ingratas sorpresas.