miércoles, 18 de noviembre de 2015

Spritzkuchen






Para la hora del té

Una masa de manteca tiernísima con un toque de chocolate cobertura. Son un bocado ideal para compartir junto a una taza de té humeante.


Ingredientes

Manteca blanda, 150 gramos
Azúcar impalpable tamizada, 100 gramos
Huevo, 1
Leche, 10 cucharadas
Esencia de vainilla, 1 cucharadita
Harina, 200 gramos
Fécula de maíz, 50 gramos

Varios

Chocolate cobertura, 150 gramos

1. Bata la manteca con el azúcar hasta obtener una crema.
2. Agregue el huevo y siga batiendo hasta incorporarlo.
3. Continúe batiendo mientras le agrega la leche de a cucharaditas.
4. Perfume el batido con la esencia de vainilla.
5. Únale la harina previamente tamizada con la fécula de maiz. Bata hasta obtener una pasta lisa.
6. Ponga la pasta en una manga con boquilla grande de picos.
7. Sobre una placa enmantecada y enharinada, trace con la manga galletitas en forma de S o de O o de pretzel, ¡o de la forma que se le antoje!, bien espaciadas entre sí.
8. Cocínelas en horno caliente hasta que estén sequitas (deben quedar pálidas, con los bordes apenas dorados).
9. Retire la placa del horno, levante las galletitas con una espatula y déjelas enfriar sobre una superficie plana. Al enfriarse tomaran textura crujiente.
10.                Una vez hechas todas las galletitas, ya frías, báñelas parcialmente con chocolate cobertura.




Estas masitas clásicas de la repostería centroeuropea se parecen mucho a nuestras “masitas secas”. Una vez que las haya bañado en chocolate, déjelas secar sobre una rejilla, sin encimarlas.