lunes, 2 de noviembre de 2015

Linzertorte






Con sabor a almendras

Originaria de Linz, una ciudad austríaca, esta famosa tarta se hace con una masa que incluye almendras y se rellena con dulce de frutos rojos


Ingredientes

Almendras peladas, sin la piel marrón, 1 y ½ tazas
Manteca bien fría, 200 gramos
Azúcar, 1 taza
Huevos, 2
Harina, 2 tazas
Canela en polvo, 1 y ½ cucharaditas
Cacao, 2 cucharaditas
Polvo para hornear, ½ cucharadita
Mermelada roja (frutillas, ciruelas, cerezas, etc), cantidad necesaria

1. Licúe las almendras (o tritúrelas con un palote).
2. Ponga en un bol las almendras y la manteca y corte ésta con dos cuchillos hasta convertirla en granitos.
3. Incorpore el azúcar y los huevos y mezcle bien. Reserve.
4. Tamice la harina con la canela, el cacao y el polvo para hornear.
5. Una rapidamente la mezcla de harina con la mezcla de manteca y forme una masa.
6. Envuélvala y déjela descansar en la heladera una hora.
7. Divida la masa en dos partes: una un poquito más grande que la otra. Estire la masa más grande y forre con ella una tartera.
8. Rellene con la mermelada el molde forrado con masa.
9. Estire el resto de la masa dejándola fina, despéguela de la mesa con una espátula y córtela en tiras de 1 cm de ancho.
10.                 Cubra el relleno con las tiras de masa formando un enrejado. Termine los bordes en forma prolija pegando otra tira de masa o pequeños discos superpuestos.
11.                 Cocine la torta en horno moderado. Una vez fría, rellene los huecos del enrejado con mas mermelada.



La Linzertorte también se conoce como masitas de Linz. Si lo prefiere, ármela en una asadera rectangular, cortela en cuadrados y colóquelos en pirotines para servirla en forma de masitas.