sábado, 14 de noviembre de 2015

Parfait de chocolate



Esta semana, Blanca Cotta propone empezar a despedir el invierno con un delicioso parfait de chocolate. Una verdadera fiesta de cacao.

Este invierno ha hecho frío de verdad. Me parece volver a los tiempos lejanísimos de mi niñez en que realmente el año se dividía en cuatro estaciones bien definidas, lo cual nos hacía sentir, a principios de septiembre, la alegría de olvidarnos de las camisetas e ir acondicionando los pulóveres finitos (de “banlon”, ¿recuerda?) para recibir a la futura primavera. Los tiempos cambian y … ¡nosotros también! El frío suele continuar y la cocina es para mí, en esos días destemplados, el mejor pretexto para seguir rindiéndole honores al chocolate, en nombre de las calorías que aporta. Un dato curioso: este ingrediente siempre tuvo fama de afrodisíaco. Cuentan que Madame Dubarry convidaba con chocolate calentito a todos sus amantes. Hasta Casanova declaró en un momento que a él le encantaba beber chocolate… ¡en lugar de champán! Hubo muchos eclesiásticos que, debido a tales sospechas, prohibieron en el siglo XVII a su comunidad que no bebiera ni un pocillo así de chiquitito. Es cierto que la cafeína y la teobromina que contiene el cacao son dos estimulantes del sistema nervioso, pero en el siglo pasado los científicos desvirtuaron sus virtudes afrodisíacas. Como diría Antonio Machado: “Se miente más de la cuenta, por falta de fantasía”. Sin embargo, se lo reconoce como una importante fuente de energía para la mente… y agrego: ¡un placer para el paladar! ¿Le doy una receta súper rápida para deleitarse con chocolate? “Si amas la vida economiza el tiempo. Porque de tiempo se compone la vida” (Benjamín Franklin).

Parfait de chocolate

1. Ponga en una cacerolita 125 gramos de azúcar y 150 centímetros cúbicos de agua. Lleve al fuego y haga hervir 3 minutos luego de que el azúcar se haya disuelto.

2. Retire y agréguele 125 gramos de chocolate rallado. Revuelva hasta disolverlo y vierta la mezcla bien caliente sobre 3 yemas batidas.

3. Siga batiendo hasta que la mezcla se enfríe. Unale1 cucharada de café fuerte, 1 cucharada de coñac y 300 centímetros cúbicos de crema de leche batida espesa.

4. Llene con esto copas altas, estaciónelas en la heladera y… ¡Glup!