jueves, 1 de octubre de 2015

Tarta de zapallitos


 


Las tartas son la solución fácil y práctica para contentar a todos. Frías o calientes son una opción a la hora de saborear algo rico. La que hoy le propongo es ideal para aprovechar los mejores zapallitos de la temporada y darle un toque especial con jamón picado. Imperdible.





Lo que lleva

manteca blanda. 100 GRAMOS

yema. 1

sal. ½ CUCHARADITA

agua. 2 CUCHARADAS

harina. 1 Y ½ TAZAS, APROXIMADAMENTE

tartera enmantecada. 1

El relleno

manteca. 50 GRAMOS

cebolla grande. 1

zapallitos. 4 O 5

jamón cocido en tajadas. 200 GRAMOS

queso rallado. ½ TAZA

huevos. 3

sal, pimienta y nuez moscada. A GUSTO





Raspe los zapallitos, lávelos bien bajo la canilla y córtelos en tajadas finas. Reserve. Pele y pique finamente la cebolla. Reserve. Derrita la manteca en una sartén y rehogue allí la cebolla. Agregue las tajadas de zapallito y saltéelas hasta que estén bien tiernos. Sazone a gusto con sal y pimienta recién molida. Escúrralos y reserve mientras prepara la masa.


 

Tamice sobre la mesa la harina junto con la sal. Haga un hueco en el centro y coloque allí la manteca indicada, la yema y las 2 cucharadas de agua. Una primero los ingredientes del centro y luego vaya incorporando la harina hasta obtener una masa lisa y tierna, que no se pegotee a las manos. Si hiciera falta, agregue un poquito más de agua o de harina.


 

Divida el bollo en dos partes, una debe ser de 2/3 del total y el otra más chica, el tercio restante. Estire con palote el bollo más grande, dejando la masa fina. Forre con la masa la tartera previamente enmantecada y enharinada. Recorte los bordes excedentes en forma prolija. Cubra el fondo de la masa con el jamón cocido bien picadito y reserve así, hasta utilizar.


 

Volvamos al relleno reservado. Agregue a los zapallitos salteados el queso rallado y los huevos. Mezcle bien y sazone la preparación a gusto con sal, pimienta negra recién molida y un toque de nuez moscada (rallada en el momento, para que quede más perfumada). Extienda esta mezcla sobre la capa de jamón cocido que puso antes sobre la masa de la tarta.


 

Estire con el palote la masa restante dejándola fina. Despéguela de la mesa con un cuchillo. Corte la masa en tiritas de 1 centímetro de ancho, aproximadamente. Cubra con ellas el relleno formando un enrejado, como cuando hace una pastafrola. Termine los bordes en forma prolija. Cocine la tarta en horno caliente hasta que la masa se note bien doradita.