martes, 13 de octubre de 2015

Empanaditas de copetín de atún y morrones


Permiso, voy a aterrizar en la cocina. Mire qué masa fantástica para empanaditas de copetín: Ponga sobre la mesa 130 gramos de manteca fría, 1 taza y 2/3 de harina y un poco de sal. Y corte la manteca con dos cuchillos, hasta convertirla en granitos. Aparte, mezcle 1/3 de taza de agua, hasta formar… ¡un verdadero engrudo! Vuelque este engrudo sobre el granulado anterior y trate de formar un bollo horrible uniendo los ingredientes con espátula. Estírela por partes, bien finita, corte en discos tamaño boca de oposición en descrédito, y arme las empanaditas con una mezcla de atún en aceite, escurrido, y morrones al natural picaditos, ligados con mayonesa. En lugar de repulgo, aplásteles los bordes con un tenedor (¡¡¡Ay!!!) y cocínelas en horno requetecaliente, hasta que estén sequitas y apenas doradas – o si tiene coraje y la dejan – congélelas hasta que lleguen visitas inesperadas. “El coraje más difícil es el de sufrir la necesidad” (Tommaseo).