miércoles, 21 de octubre de 2015

Galletitas especialísimas para el mate



¿Me permite ahora que cambie de tema? Con los sobrantes de la  masa de la torta de cebollas y queso que le explico aquí (¡claro que le quedarán! ¡Para eso le pedí que la estirara re-finita…!) prepare en 5 minutos estas galletas especialísimas para alargar la rueda del mate: superponga los recortes (no los amase), estírelos finos, córtelos en discos, mójeles una cara con leche fría y enseguida apóyelos (esa misma cara) contra azúcar molido. Distribuya luego los discos sobre una placa enmantecada, con la parte azucarada hacia arriba, pínchelos varias veces con un tenedor y métalos en horno caliente, hasta que se ampollen. Entonces baje la llama a mínimo y continúe la cocción hasta que las galletas estén doraditas. Una vez frías, se vuelven así de crocantes: ¡crunch! ¡crashhh! ¡crunch! La misma masa es excelente, también, para empanaditas para copetín: de atún, de camarones, de champiñones… “Nuestras ideas están inspiradas por nuestras necesidades” (Nietzsche) ¡Glup!