martes, 20 de mayo de 2014

Pastel de pescado




Déjeme que le haga estallar en su cocina un pastel de pescado delicioso para sus próximos menús de vigilia. ¿Lista? Mezcle a 1 kilo (o menos) de puré de papas: 3 yemas, ½ taza de queso rallado, sal, pimienta y 3 claras batidas a nieve. Vuélquelo en un molde enmantecado y enharinado y, con el revés de una cuchara, fórrelo, estirándolo como si fuera masa, tratando de dejarlo de un mismo espesor. Entonces rellénelo con partes iguales de pescado hervido desmenuzado y salsa portuguesa, todo bien condimentado, y hornéelo a fuego moderado hasta que el puré esté bien dorado. Es el momento entonces de retirarlo del horno, dejarlo descansar 5 minutos, desmoldarlo (sí: aunque no me lo crea, ¡no se rompe!), y servirlo acompañado con alguna salsa cremosa. ¿Qué espera para hacerlo y reunir a toda la familia alrededor de la mesa? “La felicidad nació gemela; debe ser compartida”… (R.S.).