lunes, 19 de mayo de 2014

Budín de chocolate



Bata 10 claras a punto de nieve y agrégueles, de a cucharaditas, 200 gramos de azúcar, mientras continúa batiendo hasta obtener un merengue que haga picos duros. Entonces incorpórele 150 gramos de chocolate derretido en 80 gramos de manteca y 100 gramos de bizcochos dulces molidos (Canale o Sarmiento o… ¡oh!). Vierta la mezcla en un molde enmantecado y enharinado que sea desarmable y cocine en horno moderado hasta que esté a punto. ¡Una verdadera esponja! Desmóldela y, una vez fría, cúbrala con la siguiente crema: 100 gramos de manteca batidos 100 gramos de azúcar, 100 gramos de chocolate derretido con 2 cucharadas de café líquido y 2 yemas. Y si todavía quedó algo de vuelto de lo de Don Jesús: una lluvia de nueces picadas sobre la superficie! ¡Claro que alguna vez podrá hacerla!


Versión 2:

Budín de chocolate

Escuche bien: disuelva 125 gramos de cacao dulce (o amargo) en 5 cucharadas de agua caliente. Mientras se enfría, trate de batir – ¡inútilmente! – 1 y ½ taza de azúcar con 100 gramos de manteca blanda. Tendrá que hacer como yo: limitarse a amasarla con las manos hasta obtener un mazacote… Entonces sí: agréguele batiendo 4 yemas de a una por vez; luego, el chocolate derretido, ½ taza de leche y 1 taza y ¾ de harina, previamente tamizada con 3 cucharaditas de polvo para hornear. Finalmente únale con suavidad las 4 claras batidas a nieve, viértala en un molde forrado con papel Daniela (papel para cocinar… ¡bah!) enmantecado y cocínela en horno suave hasta que crezca más de lo imaginado.