miércoles, 24 de febrero de 2010

Un homenaje con sal y pimienta para Blanca Cotta


Compañeros de trabajo de hace 39 años, hijos, nietos y bisnieta la esperaban en un bar de Puerto Madero. Tal como estaba previsto, a las 19.30, Blanca Cotta llegó al homenaje que le organizaron sus colegas de Buenas Tardes Mucho Gusto el lunes pasado. Con un traje color tiza y una sonrisa que no se tomó ni un minuto de recreo, esta mujer -que tiene seis hijos, 15 nietos, una bisnieta, más 22 libros y decenas de cuadernos de cocina publicados - recogió nostalgias y viejos chistes. Cuando Pedro Muchnik le encargó a Blanca Cotta que preparara un guión para un programa femenino de televisión, ella dio a muchísima gente la oportunidad de iniciar una carrera. Por eso este es un reconocimiento a ella, y también a la familia Muchnik, explicó Miriam Becker, organizadora del agasajo. Buenas Tardes Mucho Gusto empezó en Canal 13, en octubre de 1960. En sus 22 años en el aire pasaron por el programa médicos como Alberto Cormillot, encargadas de manualidades como Chola Vázquez y gastrónomas como María Baldi, Chichita de Erquiaga y Choly Berreteaga.A mí siempre me gustaron los desafíos. Pero cuando Pedro Muchnik me habló del proyecto, no había escuelas de televisión. Imaginé el paso a paso y las ilustraciones. Me habían pedido un programa para gente con vocación hogareña. Y yo sí que la tenía, dijo Cotta apoyada en una mesa de mármol blanco donde gateaban su bisnieta Manón y su nieta Lucía, ambas con pañales.En el homenaje se reencontraron después de muchos años las viejas camadas de compañeros. Cecilia Muchnik -viuda de Pedro, con 82 años-, su hija y ex conductora de Buenas Tardes..., Annamaría Muchnik, y su nieta Florencia brindaban con antiguas nutricionistas, guionistas y gastrónomas.Cuando Valentina Pozzo llegó con bastón y vestido estampado, Cotta y el resto del elenco se lanzaron a abrazar su piel fresca y blanda de abuela. Acá hay gente que no veo desde hace 17 años, cuando terminó el programa, comentó Pozzo, que tiene 86 años y era comentarista de Buenas Tardes...Cada integrante del programa grabó un mensaje para Blanca Cotta en un grabador que circuló por las mesas. Y antes del brindis con champán, el grupo que fue precursor de los programas femeninos se paró y posó en una foto colectiva, que estuvo cargada de abrazos y de suspiros.Desde las mesas del fondo, el marido de Cotta, Carlos Geronés, y todas las generaciones de su familia registraban la sonrisa de la maestra, profesora y famosa cocinera, quien para ellos es Mamina.Soy todo lo que he encontrado en mi camino, dijo en voz alta la homenajeada, que nació en la casa de su abuela, un mes de marzo, hace 74 años y medio.En ese momento, la noche ya había oscurecido los barcos amarrados al otro lado del dique. 


fuente:
http://edant.clarin.com/diario/1999/11/25/e-05401d.htm