viernes, 12 de febrero de 2010

Arroz blanco moldeado




  1. Hierva el arroz en abundante agua con sal hasta que esté “al dente” (“dente de leche”: ¡no muy duro!). Escúrralo.
  2. Coloque el arroz en un bol y sazónelo a gusto con sal y pimienta.
  3. Enmanteque abundantemente moldecitos individuales (o tacitas) y rellénelos con el arroz, presionando bien.
  4. Coloque los moldecitos así rellenos, a baño de María en horno moderado y déjelos allí 3 minutos.
  5. Pase un cuchillito alrededor de los bordes de cada budincito y desmóldelos como si fueran tortitas: ¡perfectos!