sábado, 13 de febrero de 2010

Bifes angostos con alcauciles y morrones




            Estamos acostumbradas a cocinar por un lado la carne y hervir por otro las verduras que servirán para guarnecerla. Hace tiempo que insisto en ensayar recetas donde los vegetales se cocinen en su propia salsa. Esta es una prueba de que los resultados son excelentes.


1)      Quítele el hueso y exceso de grasa a 6 bifes angostos.
2)      Sazónelos con sal y pimienta y dórelos de ambos lados en 50 gramos de manteca (o margarina). Escúrralos pero no lave la sartén.
3)      Corte en daditos un morrón grande (gigante) y el corazón de 4 alcauciles.
4)      Agréguelos en la sartén junto con 100 gramos de jamón crudo en un solo trozo cortado en tiritas y 1 cucharada de pickles picaditos.
5)      Saltee las verduras a fuego vivo unos segundos, luego acueste sobre ellos los bifes, agregue 50 gramos más de manteca (o margarina), 1 cubito de caldo desmenuzado y un buen chorro de vino blanco.
6)      Tape y deje hervir despacito, moviendo la sartén de vez en cuando, hasta que los alcauciles estén cocidos. ¿Qué me cuenta? ¡Realmente sabrosísimos!