martes, 16 de mayo de 2017

Empanaditas de queso


Son así de chiquitas: ideales para acompañar un buen trago o una cervecita bien tirada... La masa, original y suavísima, una vez cocida es deliciosamente crocante. Y el relleno... ¡increíblemente fácil! Ensáyelas para festejar con amigos y vaya cursando las invitaciones...


LO QUE LLEVAN
 
Lo que lleva la masa (para 3 docenas, aproximadamente)


  • manteca 100 GRAMOS
  • agua caliente 50 CENTIMETROS CUBICOS (UN CUARTO DE TAZA)
  • sal UN POQUITO ASI
  • harina leudante UNA TAZA Y CANTIDAD NECESARIA


    Lo que lleva el relleno

  • queso rallado UNA TAZA
  • yemas UNA O 2 (SEGUN EL TAMAÑO)
  • pimienta A GUSTO
  • nuez moscada A GUSTO


    Varios

  • Semillitas de sésamo PARA ESPOLVOREAR (UN INGREDIENTE OPCIONAL, POR SI QUIERE DARLE A LAS EMPANADITAS UNA APARIENCIA MAS TENTADORA TODAVIA. USTED DECIDE.)


  • PASO 1 (2 MINUTOS)

    Además de lo que le cuento al principio, unas empanaditas similares son típicas en la gastronomía de Oriente Medio. Pero como siempre, se las prepararé a mi manera. Me encanta agasajar con ellas en familia o con los amigos. Vamos a la receta. Coloque la manteca y el agua en una cacerolita. Agréguele la sal. Ponga sobre el fuego y mezcle con espátula o cuchara de madera hasta que la manteca se funda.

    PASO 2 (4 MINUTOS)

    Vierta la mezcla así preparada en un bol. Sazónela con pimienta a gusto (a mí me gustan más bien picantonas). Así, en caliente, agréguele de golpe la taza de harina leudante. Luego mezcle rápidamente con espátula o cuchara de madera hasta unir todo en un bollo húmedo. No se aflija si la mezcla tiene apariencia cortada (usted entiende...). Sígame los pasos con entusiasmo y verá que todo se va a arreglar. 

    PASO 3 (6 MINUTOS)

    Vuelque la masa sobre la mesa enharinada. Aplástela con la mano (es muy blandita...) y espolvoréela con harina leudante. Dóblela y vuélvala a aplastar. Espolvoréela con harina leudante. Vuelva a doblarla en sentido contrario al anterior. Continúe aplastándola, espolvoreándola y doblándola siempre en sentido contrario al anterior, hasta que tenga consistencia para ser estirada (ojo: debe quedar tierna).

    PASO 4 (7 MINUTOS)
     
     Para hacer el relleno, ahora ponga la taza de queso rallado en un bol. Sazónelo con un poco de pimienta y nuez moscada rallada. Aparte, bata una yema y agréguesela de a poco al queso rallado, hasta formar una pasta espesa pero de textura húmeda. Si fuera necesario para lograr su objetivo, bata otra yema más y súmela de a poco hasta obtener la consistencia deseada. Luego vaya a buscar el palote.

    PASO 5 (37 MINUTOS)

    Estire la masa por partes sobre la mesa enharinada, dejándola bien fina. Despéguela con espátula. Recorte en forma de discos chicos (6 cm de diámetro). Coloque en el centro de cada disco una porción de relleno, cierre las empanaditas y presione los bordes con un tenedor enharinado. Distribúyalas en placas y cocine en horno caliente hasta que estén sequitas y suavemente doradas (unos 10 a 12 minutos).