jueves, 22 de septiembre de 2016

Merenguitos simples


Ingredientes

Claras, 3
Sal, un poquitito
Azúcar, 9 cucharadas (al ras)
Azúcar impalpable tamizada, para espolvorear


PREPARACION

  1. Ponga las claras en un bol, cuidando de que no tengan ningún vestigio de yema. (Esto puede hacerle fracasar el batido).
  2. Bátalas hasta que tomen punto de nieve. Esto se reconoce cuando las claras están firmes (como espuma de jabón en polvo…) y, al “cortarlas” con un cuchillo, la hoja de éste sale sin adherencias.
  3. Llegado a este punto, vaya agregando el azúcar de a cucharaditas, mientras continua batiendo hasta incorporarla toda.
  4. Una vez incorporado el azúcar, siga batiendo hasta que el merengue haga picos bien duros y se ponga brillante. (Si tiene batidora, ¿qué espera para usarla?)
  5. Distribuya el merengue en copitos sobre placas enmantecadas y enharinadas, usando manga con boquilla ancha de picos, o simplemente distribuyéndolo por cucharaditas.
  6. Espolvoree cada merenguito con un poco de azúcar impalpable tamizado (o molido… ¡bah!).
  7. Colóquelos en horno mínimo. Si el “mínimo” de su cocina fuera demasiado fuerte, deje la puerta del horno entreabierta.
  8. Olvídese de los merenguitos hasta que se noten bien sequitos por fuera y empiecen a tomar un color rosadito (¿usted los ve tostados?).
  9. Para no sacarlos prematuramente, cuando crea que estén hechos retire uno con una espátula, déjelo enfriar y recién entonces pártalo: debe estar totalmente seco, sin ninguna gomosidad. En caso contrario déjelos en el horno más  tiempo.
  10. Cuando están a punto, al más simple toquecito los meringues se desprenderán rápidamente de la placa.
  11. Sírvalos  solos o unidos de a dos con dulce de leche o crema chantilly y mitades de cerezas al maraschino, o con la crema que más le guste.
  12. Si no los usa en el día, guárdelos en frascos o latas bien cerradas.