viernes, 4 de junio de 2010

Espirales de miel





Vienen de un sitio llamado Chelsea, en Estados Unidos.

Ingredientes

Masa

120cc de leche
60g de manteca
25g de levadura prensada
¼ de taza de agua tibia
sal
660g de harina
50g de azúcar
1 huevo batido

Relleno

200g de pasas de uva
2 cdas. de cáscaras abrillantadas de naranja
50g de azúcar
1 cda. de canela
nuez moscada
ralladura de limón

Cubierta

100g de azúcar
60 cc de leche
60g de manteca
60g de miel

Preparación

  • Coloque en una cacerolita la leche, el azúcar y la manteca y mezcle sobre el fuego hasta que la manteca se derrita. Retire y entibie. Reserve.
  • Ponga la harina tamizada junto a la sal, hágale un hueco en el centro y agregue la levadura disuelta en el agua tibia.
  • Súmele la leche que dejo entibiar y el huevo batido.
  • Mezcle todo con la mano abierta hasta unir un bollo.
  • Retire la masa del bol y castíguela con ganas varias veces sobre la mesa hasta lograr un bollo elástico, que no se pegotee.
  • Coloque la masa en un bol, tápela flojamente y espere a que duplique el volumen.

Armado

  • Estire la masa sobre la mesa enharinada, dándole forma rectangular y un espesor de 1 y ½ cm. Reserve.
  • Mezcle las pasas con las cáscaras abrillantadas picaditas, el azúcar, la ralladura de limón, la canela y la nuez moscada.
  • Extienda la mezcla sobre la masa estirada y enróllela por la parte más larga, como si armara un pionono.
  • Enmanteque los moldes rectangulares.
  • Corte el arrollado en rodajas de 1 cm de espesor y vaya colocándolas acostadas, en los moldes enmantecados.
  • Tape los moldes flojamente y déjelos en un sitio tibio hasta que las espirales estén bien hinchaditas.

Cubierta y cocción

  • Ponga en una cacerolita la manteca, la miel, la leche y el azúcar. Coloque sobre el fuego y mezcle constantemente hasta que los ingredientes se fundan bien.
  • Rocíe con esta mezcla las espirales ya leudadas que están en las placas y cocínelas en horno caliente hasta que estén bien doraditas (se habrán unido durante la cocción).
  • Retire los moldes del horno y desmolde las espirales sobre la fuente en donde piensa servirlas.
  • Déjelas enfriar y… ¡glup!