jueves, 17 de septiembre de 2015

Torta pluma de cacao


Tengo para enseñarle una “torta pluma de cacao” que es una locura. ¿Lista? Tamice ¾ de taza de harina común (nada de “harina leudante” esta vez… ¿eh?) y vuélvala a tamizar… ¡5 veces! Junto con ¼ de taza de “cacao amargo”. Aparte, tamice 2 veces 1 taza y ¼ de azúcar (molida finita, ¡please!). Y más aparte aún, bata 1 taza y ¼ de claras con un poquitito de sal, hasta que estén espumosas. Entonces agrégueles 1 cucharadita de cremor tártaro y siga batiendo hasta que se forme un merengue opaco pero no duro. En ese momento, incorpórele de a poquito el azúcar tamizada; y siga batiendo hasta que se formen “picos sedosos”. Solo entonces agregue en 3 veces la harina que tamizó con el cacao. Paso final: cocine y desmolde como una “torta ángel” (¿qué culpa tengo si usted no me lee siempre?) Una vez fría, rellénela y cúbrala con abundante chantilly al cacao, mezclado con avellanas o almendras tostadas y molidas y un cabezazo del mejor cognac que tenga su marido. O el marido de la señora de al lado. En cuanto a la superficie de la torta… cúbrala con virutas de chocolate, o chocolate cortado en trocitos.