miércoles, 9 de septiembre de 2015

Pan con aceite



¿La mejor terapia para distraer al dolor? Me puse a hacer pan con los únicos ingredientes que encontré en la casa: en lugar de manteca… ¡aceite! En lugar de leche… ¡agua! ¿Me deja que le cuente? Haga fermentar 50 gramos de levadura prensada junto con 1 cucharadita de azúcar y 1 cucharadita de harina en ½ taza de agua tibia. Y cuando esté hecha una espuma, mézclela con 1 y ½ taza de agua tibia, 2 cucharadas de azúcar y 1 cucharada de sal. Entonces bata con la mano abierta mientras le incorpora 6 tazas (de 250 cc) de harina. Vuelque la masa sobre la mesa, castíguela con todas sus ganas al ritmo de alguna frase celebre que valga la pena: “La hojita más pequeña de hierba nos enseña que la muerte no existe; que si alguna vez existió fue sólo para producir la vida…” (Walt Whitman). ¿Ya se serenó? Ponga el bollo en un bol, tápelo y déjelo leudar al doble, en sitio tibio. Entonces haga con él las fantasías que quiera.