viernes, 4 de diciembre de 2015

Stollen






Un pan dulce diferente

Esta especialidad alemana que encierra frutas secas, pasas y frutas confitadas reemplaza al tradicional pan dulce navideño.

Ingredientes

(para 2 Stollen)

Esponja

Levadura prensada, 30 gramos
Leche tibia, ½ taza
Azúcar, 2 cucharadas
Harina, 1 cucharada

Masa

Yemas, 3
Leche, 1 taza
Manteca derretida y tibia, 100 gramos
Azúcar, 200 gramos
Ralladura de 1 limón
Claras a nieve, 3
Harina, cantidad necesaria (aprox. 800 gramos)
Pasas de uva sin semillas, 100 gramos
Nueces peladas, en trocitos, 100 gramos
Cáscara de naranja abrillantada y picadita, 2 cucharadas
Almendras peladas, 50 gramos
Avellanas peladas, 50 gramos
Cerezas confitadas, 100 gramos

Varios

Manteca derretida, cantidad necesaria
Azúcar impalpable tamizada


1. Para la esponja: disuelva la levadura en la leche tibia junto con las 2 cucharadas de azúcar y la cucharada de harina. Bata con un tenedor hasta que se formen globitos. Tape y espere a que fermente.
2. Para la masa: ponga las yemas en un bol y bátalas mientras les agrega la leche, la manteca derretida, el azúcar y la ralladura de limón. Agréguele la “esponja de levadura” y las claras a nieve.
3. Bata con la mano abierta mientras le incorpora harina hasta obtener un bollo tierno que se desprenda de las paredes del bol. Vuélquelo sobre la mesa enharinada y termine de unirlo agregándole – o no – un poquito más de harina para que no se pegotee. Póngalo en un bol, tápelo con un lienzo y coloque a leudar en sitio tibio.
4. Cuando la maya haya leudado al doble, vuélquela sobre la mesa e incorpórele las pasas, las nueces, la cáscara de naranja, las almendras, las avellanas y las cerezas. Vuelva a poner la masa en un bol… ¡y déjela leudar en sitio tibio!
5. Una vez leudada por segunda vez, divídala en dos porciones. Dé a cada una – por separado – forma oval, de 2 cm de espesor.
6. Pinte cada óvalo abundantemente con manteca derretida extra. Doble cada óvalo por la mitad como si fuera a armar una empanada… pero sin relleno y sin repulgo. Una vez así modelados los Stollen, colóquelos en placas enmantecadas… ¡y déjelos leudar nuevamente!
7. Cocínelos en horno caliente hasta que estén doraditos. Al retirarlos del horno píntelos con abundante manteca derretida y enseguida ahóguelos con azúcar impalpable tamizada. ¡Glup!