lunes, 25 de abril de 2016

Budín de chocolate y dulce de leche



Ahora déjeme explicarle este “budín de chocolate” que ojalá le sirva, al menos, para endulzar a sus nietos. Lea que fácil: primero de todo haga lo que menos me gusta a mí: ¡acaramelar una budinera tamaño estándar! Luego bata 4 yemas con un  pote de ¼ kilo de dulce de leche, agréguele 2 cucharadas de cacao amargo, 2 cucharadas de azúcar (o no) y 1 pote de leche (mida con el envase vacío del dulce de leche). Revuelva sobre el fuego para que el cacao se disuelva bien, cuele y vierta (así caliente, nomás) sobre las 4 claras batidas a nieve. Mezcle, vuelque en el molde acaramelado y cocine a baño de María (sin que el agua hierva) justo el tiempo necesario como para que quede firme como un gobierno constitucional del nuevo tiempo que queremos vivir. Finalmente, retire, deje enfriar muy bien y recién entonces desmolde.