sábado, 9 de enero de 2016

Medialunas "vikingas"



            Cuando la crisis amenaza con acabar con nuestros “vicios” (y tomar mate o café con leche con medialunas es uno de ellos) siempre nos ingeniamos para protegerlos y no abandonarlos en el camino. Esta vez asumo la defensa de las medialunas y de  mi colección de ensayos le ofrezco una variedad de fórmulas: desde las más simples hasta las más complicadas. ¡Pero todas ellas excelentes!

  • Medialunas “vikingas”

INGREDIENTES

Levadura prensada, 30 gramos
Azúcar, 2 cucharadas
Huevo, 1
Leche, 2/3 de taza
Sal, 1 cucharadita
Harina, 2 tazas y cantidad extra
Manteca, 200 gramos (blanda)


VARIOS

Manteca derretida, para pintar

PREPARACION

  1. Coloque la levadura prensada y el azúcar en un bol. Deje reposar 10 minutos. Al cabo de este tiempo bátala enérgicamente hasta convertirla en una pasta.
  2. Mezcle la leche con la sal y el huevo batido.
  3. Agréguele la pasta de levadura.
  4. Incorpórele la harina de a poco, mientras bate con la mano abierta hasta obtener una masa que se desprenda del bol. (Si hiciera falta, agréguele un poco más de harina para que no se pegotee. Pero… ojo: debe quedar una masa tiernísima.)
  5. Vuelque el bollo sobre la mesada y amáselo hasta que esté liso y elástico.
  6. Estire la masa, déle forma cuadrada y déjela de ½ cm de espesor.
  7. Tome ¼ parte de la manteca blanda y unte con ella la superficie de la mesa.
  8. Doble la masa de la siguiente manera: de derecha a izquierda y de abajo hacia arriba: de este modo quedara doblada en cuatro, encerrando la manteca.
  9. Repita la operación 3 veces más, hasta terminar con la manteca.
  10. Ponga la masa en una bolsa de polietileno, ciérrela flojamente y estaciónela en la heladera 5 horas o hasta el día siguiente.
  11. Estire la masa en forma rectangular y déjela de 3 mm de espesor.
  12. Píntela con manteca derretida.
  13. Córtela en tiras de 10 cm de ancho; divida las tiras en triángulos.
  14. Arrolle cada triangulo desde la base hasta el vértice. Arquee cada rollito dándole forma de medialuna. Distribúyalas espaciadas sobre placas enmantecadas y presióneles bien los extremos.
  15. Tape las medialunas con un polietileno y déjelas en lugar tibio hasta que estén bien hinchaditas.
  16. Cocínelas en horno caliente hasta que estén doraditas.
  17. Al retirarlas del horno píntelas, en caliente, con el almíbar.

NOTA: Si quiere hacerlas saladitas reduzca el azúcar a 1 cucharadita y aumente la sal a 2 cucharaditas. Y en lugar de pintarlas al final con almíbar, hágalo con manteca derretida.