viernes, 9 de junio de 2017

Paquetitos de berenjenas






INGREDIENTES

Berenjenas grandes, 4
Carnaza de nalga, sin grasa ni indeseables, picada, 150g
Salchichas de cerdo, 100g (la que usa para el tuco)
Queso rallado, 50g
Mortadela, 50g
Perejil, picadísimo, 1 cda.
Ajo, triturado, 1 diente gordo
Sal, pimienta y nuez moscada, a gusto
Aceite para freír y papel aluminio
Salsa de tomate aromatizada con ajo y laurel, hecha con 2 latas de tomates al natural (o su fórmula preferida)



PREPARACIÓN

1. Lave muy bien las berenjenas, quíteles el cabito y córtelas a lo largo (con un cuchillo no dentado) en tajadas lo más finas posibles.
2. Caliente el aceite y fríalas por tandas hasta que queden doradas de un solo lado. A medida que las vaya sacando, escúrralas sobre papel absorbente, sin encimar.
3. Ponga en la procesadora: la carnaza picada o cortada en cubos chiquitos (usted me entiende...), la mortadela picada gruesa, la salchicha sin la piel, el perejil y el ajo.
4. Vuelque este pasticcio en un bol y mezclele los 50 gramos de queso rallado; luego sazone con poca sal, pimienta y nuez moscada (no se le vaya la mano; recuerde que la mortadela y la salchicha ya vienen condimentadas).






5. Ahora ¡a armar los paquetitos! Distribuya sobre la mesa las tajadas de berenjenas, encimándolas de a dos, en forma de cruz.




6. Con una cuchara coloque en el centro de cada cruz un montoncito de relleno (no se exceda, para que los paquetitos cierren bien). Doble sobre el relleno los extremos de la tajada de arriba, encimándolos.




7. Cierre cada paquetito levantando los extremos de la otra tajada y sujételos en el centro con un palillo. Colóquelos en una fuente para horno, vierta sobre ellos la salsa de tomate, tape con papel de aluminio y cocínelos en horno caliente media hora.


¡Gracias, Susana!