viernes, 16 de junio de 2017

Empanada gallega






Blanca Cotta presenta su empanada gallega

Arranca la Semana Santa y la cocinera propone un plato con atún para sorprender.

Cada vez que llega el otoño me invade una dulce melancolía… Y mi memoria me hace viajar a través del túnel del tiempo, y vuelvo a ser chica, voy a empezar la escuela en “Primer grado inferior”. La Escuela Normal de Quilmes de entonces tiene un edificio viejito, pero prolijamente cuidado. Nadie se atreve a hacer ni un rayón en las paredes. Hay disciplina. Hay respeto. Nadie necesita gritar para saber cómo comportarnos. Me parece ver a papá, con su sobretodo gris y abrazado a unos libros, hablando con sus alumnos en el recreo y, seguramente, sermoneándolos dulcemente.

Entiendo la congoja que sentimos cuando un maestro es víctima de la barbarie incontrolada, o cuando alguien decide irrumpir en una escuela humilde para saquearla. Pertenezco a una generación donde los problemas, si los había, se resolvían civilizadamente. ¿Podremos cambiar el presente? Escucho desde la lejanía del tiempo una frase que siempre repetía mamá: “Mientras hay vida, hay esperanza”.
Yo espero este año ver caritas de colegiales contentos yendo al colegio. Ellos son el futuro y merecen un mundo mejor. Si realmente lo viéramos así seguramente habrá triunfado la esperanza en nuestro pequeño mundo cotidiano. Y estaremos unidos para un bien común, hermanados por la búsqueda de un futuro mejor para nuestros chicos. Corro a la cocina a preparar una empanada gallega de atún para reunir a los seres queridos el domingo. A mi manera, es una forma de contribuir a la unión familiar.

Empanada gallega

Rehogue 1 cebolla en 3 cucharadas de aceite.
Súmele 1 morrón rojo asado, pelado y cortado en tiritas, 2 tomates maduros picaditos, 1 diente de ajo picado y 2 cucharaditas de pimentón.
Cuando la salsita esté espesa forre una tartera con un disco de masa, cúbralo con la salsa.
Ponga encima una lata grande de atún desmenuzado y finalmente salpique con 2 huevos duros picados.
Tape el relleno con otro disco de masa y cocine hasta dorar.