viernes, 30 de octubre de 2015

Bizcochitos de limón deliciosos



¿Quiere que le enseñe unos “bizcochitos de limón deliciosos? Bata 100 gramos de manteca con sal, ½ taza de azúcar, 1 huevo batido y la ralladura y jugo de 1 limón. Luego únale 1 taza de harina común ¡y listo! Vierta la pasta de a cucharaditas sobre una placa enmantecada y enharinada y póngalos en horno caliente hasta que se sequen sin dorar. ¿De verdad, de verdad? ¡De-li-cio-sos!



jueves, 29 de octubre de 2015

Galletas de salvado




  • Coloque sobre la mesa 2 cucharadas gordas de harina leudante, 2 cucharadas de salvado, un poco de sal y 1 cucharada de aceite. Una todo, agregando de a poco chorritos de agua hasta lograr un bollo.
  • Sobre la mesa enharinada estire la masa por partes dejándola finita como papel. Recórtela en discos. Colóquelos sobre una placa aceitada y pínchelos.
  • Cocine 5 minutos en horno caliente y el resto en temperatura mínima hasta que estén sequitos.



  • miércoles, 28 de octubre de 2015

    Torta húmeda de nueces






    La preparación es simple, pero tiene sus secretos. La decoración le agrega sabores diferentes: primero recibe una capa de mermelada de damascos y luego, merengue.


    Ingredientes

    Yemas, 8
    Azúcar, 150g
    Alcohol, 1 cucharada
    Harina, 3 cucharadas
    Nueces molidas, 150g
    Claras a nieve, 8
    Mermelada de damascos, cantidad necesaria
    Claras, 4
    Azúcar, 12 cucharadas
    Azúcar impalpable tamizada, 2 cucharadas

    1.Bata las yemas con el azúcar hasta que la mezcla esté bien cremosa.
    2.Una a la mezcla anterior la harina previamente tamizada.
    3.Agregue el alcohol y las nueces molidas.
    4.Únale las claras batidas y mezcle todo con movimientos envolventes.
    5.Vierta la mezcla en un molde de tamaño adecuado, previamente enmantecado y enharinado.
    6. Cocine la torta en horno moderado, unos 30 minutos. Desmóldela sobre rejilla y deje enfriar.
    7. Para preparar el merengue, bata las claras a punto de nieve.
    8. Agrégueles las 12 cucharadas de azúcar, de a una cucharadita por vez, mientras continúa batiendo hasta incorporarla toda.
    9. Siga batiendo hasta que el merengue haga picos duros.
    10.                 Unte la superficie de la torta con una capa fina de mermelada de damasco (o de dulce de leche).
    11.                 Ponga el merengue en una manga con boquilla de picos. Cubra totalmente la mermelada con copitos de merengue.
    12.                Espolvoree el merengue con el azúcar impalpable tamizada. Coloque la torta en horno bien caliente hasta que los piquitos de merengue se doren.


    Secretos

    Para que las claras puedan batirse bien a punto de nieve, el bol donde se baten no debe tener ni una gotita de grasa, y las claras ni una gotita de yema. ¿La razón? Porque la yema de huevo tiene una enzima antiespumante que haría fracasar el batido.

    Para comprobar el punto de nieve de las claras, tome un cuchillo no dentado y “corte” con él las claras: al retirarlo la hoja del cuchillo debe salir limpia.

    Para una infusión de café bien fuerte, coloque un pocillo de café molido en una cacerolita, vierta sobre el 2 pocillos de agua hirviendo, deje reposar 5 minutos y filtre (o recurra al café instántaneo sin diluir, agregado a su gusto). 


    Las almendras fileteadas se hacen así: sumerja las almendras en agua hirviendo 5 minutos. Escúrralas y despréndales la cascarita marrón. Luego, con un cuchillito filoso no dentado, córtelas verticalmente en 2 ó 3 láminas. No serán tan finitas como las que se compran... ¡pero la ayudarán a salir del paso!



    martes, 27 de octubre de 2015

    Supremas de pollo Ranelagh


    ¿Aterrizamos ahora en la cocina, así le cuento las últimas “supremas de pollo” que hicimos en Ranelagh? Sazónelas con sal y pimienta, cocínelas en suficiente manteca y colóquelas en cuadrados de papel aluminio (o manteca) bien enmantecados. Píntelas con manteca, adhiérales una capa gruesita de nueces licuadas y, sobre esto, una capa de queso de maquina, otra de jamón cocido y otra de morrón asado y pelado. Envuelva cada suprema en su papel y, antes de cerrarlos totalmente, vierta dentro de ellos 2 ó 3 cucharaditas de caldo. Cuando se le ocurra, caliéntelos en la parrilla eléctrica, dándolos vuelta una vez y sírvalas en su mismo envoltorio, junto con una buena copa (botella ¡bah…!) de Chardonnay de Navarro Correas bien frío. ¿Qué pasa? “No hay pecado que no tenga colaboración” (Crane) ¡Hic!




    lunes, 26 de octubre de 2015

    Colita de cuadril endiablada


    Me la solicitaron telefónicamente, con voz angustiada de telenovela venezolana: era un jueves… ¡y los invitados debían saborearla el sábado! Gracias a mi “orden mental” ese mismo jueves saque al azar una caja de mi biblioteca… ¡y aterrizó la receta sobre mi escritorio! Se hace así: sazone la “colita” con sal y pimienta y luego mécela en varios lugares con un picadillo de ajo y perejil. Dórela entonces en un poco de aceite bien caliente y agréguele todo esto: 2 cebollas picaditas, 2 hojas de laurel, 1 vaso de vino tinto, 50 gramos de manteca, 2 cubitos de caldo de verdura desmenuzados, 100 gramos de jamón crudo picadito y 1 vaso de agua. Así las cosas, haga hervir todo despacito con la cacerola tapada, echando de vez en cuando chorritos de caldo para mantener el volumen de la salsa. Cuando la carne esté bien tierna, agregue en la cacerola 2 cucharadas de conserva de tomate diluídas en un poco de agua. ¡Ahora sí que da gusto mojar el pan en la salsa! Deje hervir ahora la salsa con la cacerola destapada para que se espese. Sirva con una guarnición de budincitos de arroz. ¿Imaginó alguna vez salsa más sabrosa? “Lo que se ve puede perderse de vista; lo que se imagina se vive para siempre para toda la vida”. (Benavente) ¡Glup!



    domingo, 25 de octubre de 2015

    Brownies para celíacos




    Estos brownies para celíacos me salieron ¡10 puntos para todos! Bata 2 huevos con “casi” 1 taza de azúcar y mézclele: 100 gramos de manteca, derretidos con 150 gramos de chocolate, 1 taza de nueces requetemolidas y ½ taza escasa de maicena. Vierta la preparación en una asaderita enmantecada, cocínela en horno caliente hasta que esté firme (pero húmeda) y déjela enfriar en el molde. Sólo entonces divídala en cuadraditos.


    sábado, 24 de octubre de 2015

    Merluza al pil pil


    Merluza entera, grande 1
    Ajo pelado 2 cabezas
    Harina 1 cucharadita
    Jugo de 1 limón
    Pimienta a gusto
    Aceite ¾ de taza
    Agua cantidad necesaria
    Perejil picado para espolvorear


    Cómo se hace


    Lave la merluza y córtela en rodajas. Déjela en una fuente rociada con jugo de limón y pimienta recién molida. Caliente ¾ de taza de aceite en una olla de barro y rehogue 2 cabezas de ajo (los dientes pelados, claro). Espolvoréelos con 1 cucharadita de harina y distribuya encima las rodajas de merluza, sin encimarlas. Mueva la cazuela y, cuando sospeche que el pescado está dorado de abajo, delo vuelta con una espátula Y... ¡comienza el “pilpileo”! Mójese con agua una mano y salpique la preparación como si la estuviera bendiciendo Simultáneamente, mueva la cazuela todo el tiempo.  ¡Y siga pilpileando de este modo, agregando agua, de a poco, hasta que comience a espesar y la merluza, que seguramente estará mareadísima, resulte bien cocida. Pruebe la salsa, y lleve a la mesa el pescado con toda su salsa, salpicando la superficie con el perejil  picado.


    jueves, 22 de octubre de 2015

    ¿Pizza fría?



    Sorpresas de la cocina moderna

    Si usted está programada para pensar únicamente en “mozzarella completa”, la idea de comer “pizza fría” le hará temblar el estómago… A mí también. Pero lo que le propongo es un desafío distinto: una masa fácil, que no le permitirá acalorarse pues ni siquiera lleva amasado; una cubierta hecha sobre la base de una salsa fría; y, como “rellenos”… ¡ensaladas para todos los gustos! Porque la otra originalidad de esta pizza consiste en hacerla finita, y tamaño “baño” para cubrirla luego no con una sola mezcla, sino con infinitas invenciones. ¿Se anima? “Sólo la fantasía es eternamente joven; sólo lo que no ha ocurrido jamás no envejece nunca” (Schiller) ¿Qué espera para apartarse del rebaño?...

    Pizza fría

    MASA

    1. Ponga en un bol ½ kilo de harina leudante y hágale un hoyo.
    2. Coloque en el 1 cucharadita de sal y 2 cucharadas de aceite.
    3. Revuelva con una cuchara mientras le agrega 1 y ½ taza de agua tibia, aproximadamente. Debe formarse un pegote.
    4. Vuélquelo sobre la mesa bien enharinada y únalo rápidamente con la punta de los dedos, sin amasar. Déle forma de bollo.
    5. Aplaste la masa con el palote dejándola de 1 cm de espesor, colóquela en el centro de una asadera aceitada. Siga estirándola con la puntita de los dedos enharinados, hasta forrar la asadera en un espesor parejo (bien finita).
    6. Cocine la masa en horno re-caliente, hasta que esté crujiente.

    SUGERENCIA Nº1

    1. Bata un pote grande de queso crema con 100 gramos de crema de leche y sazónelo a gusto con sal, pimienta y cebollita de verdeo.
    2. Cubra con esta pasta la pizza cocida y fría.
    3. Cubra un sector con camarones marinados con jugo de limón y perejil.
    4. Cubra otro sector con ensalada de aros de cebolla y rueditas de calamares.
    5. Cubra otro sector con una ensalada de atún, rodajitas de tomate y trozos de mozzarella.
    6. Cubra con ensalada de pollo, chauchas y cebollitas pickle.
    7. Siga inventando a su gusto…

    SUGERENCIA Nº2

    1. Cubra la pizza fría con una capa de salsa ketchup.
    2. Cubra un sector con ensalada de tomates, jamón cocido, rodajitas de salame y aceitunas rellenas en rodajitas.
    3. Cubra otro sector con ensalada de pepinos, tajadas de panceta frita crocante y berenjenas en escabeche cortadas en trocitos.
    4. ¡Ahora le toca el turno a usted!


    miércoles, 21 de octubre de 2015

    Galletitas especialísimas para el mate



    ¿Me permite ahora que cambie de tema? Con los sobrantes de la  masa de la torta de cebollas y queso que le explico aquí (¡claro que le quedarán! ¡Para eso le pedí que la estirara re-finita…!) prepare en 5 minutos estas galletas especialísimas para alargar la rueda del mate: superponga los recortes (no los amase), estírelos finos, córtelos en discos, mójeles una cara con leche fría y enseguida apóyelos (esa misma cara) contra azúcar molido. Distribuya luego los discos sobre una placa enmantecada, con la parte azucarada hacia arriba, pínchelos varias veces con un tenedor y métalos en horno caliente, hasta que se ampollen. Entonces baje la llama a mínimo y continúe la cocción hasta que las galletas estén doraditas. Una vez frías, se vuelven así de crocantes: ¡crunch! ¡crashhh! ¡crunch! La misma masa es excelente, también, para empanaditas para copetín: de atún, de camarones, de champiñones… “Nuestras ideas están inspiradas por nuestras necesidades” (Nietzsche) ¡Glup!


    martes, 20 de octubre de 2015

    Cintitas con tomate




    Cuidar el físico para entrar en la malla del año pasado no significa matarse de hambre o, —peor— comer sin sabor. Esta receta rinde 3 porciones y, con su salsa, aporta 275 calorías. Eso sí: ¡nada de pan! Y que su porción no sea más grande que la de los otros comensales...


    LO QUE LLEVAN


  • crepes

    harina MEDIA TAZA
    sal y pimienta A GUSTO
    leche descremada MEDIA TAZA
    huevo UNO.


  • salsa

    tomates grandes y maduros 4
    cebollas 2
    ajo triturado 2 DIENTES
    laurel 2 HOJAS
    caldo de verduras UN CUBITO
    berenjena UNA
    agua MEDIA TAZA Y CANTIDAD EXTRA PARA SALPICAR
    sal y pimienta A GUSTO
    queso rallado UNA CUCHARADA
    spray vegetal 



  • PASO 1 (2 MINUTOS)

    Para hacer las crepes (esos panqueques bien finitos de inspiración francesa), ponga en la licuadora o procesadora: la media taza de harina, la sal, la pimienta, la media taza de leche descremada y el huevo. Recuerde que siempre mido los ingredientes de mis recetas con taza de un cuarto litro (o 250 gramos... ¡bah!) Licue o procese unos segundos hasta obtener una pasta sin grumos. Vuélquela en un bol.
     

    PASO 2 (12 MINUTOS)

    Caliente la panquequera eléctrica o una sartén de teflón de 18 centímetros de diámetro. Retire del fuego y lubrique con spray. Haga los panqueques como de costumbre, bien finitos pero sin dorarlos. Apenas los note cocidos, retírelos y vaya colocándolos entre separadores. Apílelos de a tres, enróllelos y córtelos en rodajas del ancho que quiera hacer las cintitas. Desenrédelas. Proceda igual con el resto y reserve.
     

    PASO 3 (15 MINUTOS)

    Mientras tanto, prepare la salsa de tomate de la siguiente manera (se la indico con la mínima cantidad de calorías): pele los tomates sumergiéndolos previamente unos segundos en agua hirviendo. Quíteles el cabito y píquelos finamente. Reserve. Pique igualmente, por separado, la cebolla y los ajos. Póngalos en una sartén sobre fuego fuerte y mezcle continuamente hasta que parezcan realmente rehogados.
     

    PASO 4 (25 MINUTOS)

    Ahora coloque en una cacerolita las cebollas y los ajos rehogados, las hojas de laurel, los tomates picados con todo su jugo, el caldito de verduras previamente desmenuzado, la berenjena (pelada, cortada en rodajas de alrededor de medio centímetro y, por último, en cubitos pequeñitos) y la media taza de agua. Deje hervir hasta obtener una salsa espesa. Pruebe y rectifique (si le parece necesario) el sazonamiento.


    PASO 5 (30 MINUTOS)

    Coloque las cintitas de panqueque en una fuentecita apta para llevar al horno, vierta sobre ellas la salsa de tomate y berenjena y espolvoree la superficie con la cucharada de queso rallado. Mójese los deditos en agua fría y salpique con ella el queso rallado. Lleve las cintas a horno precalentado (a temperatura bien caliente) hasta que se gratinen. Vigile de cerca, sólo unos minutos ¡que no se quemen! Retire y... ¡Glup! 

    sábado, 17 de octubre de 2015

    Pan de queso y cebolla



    Cambiemos de tema. Si usted todavía cree en el “contigo pan y cebollas”, esta receta que me dio mi amiga Negrita Ryan la hará quedar como reina: Licue 4 huevos junto con 1 cebolla grande picada, sal, pimienta y apenitas de azúcar (para “matar” la acidez). Después mézcleles 2 y ½ tazas de harina leudante, 300 gramos de queso Mar del Plata, cortado en cuadraditos y 3 cucharadas de aceite. Mezcle, vierta en el molde que se le ocurra, enmantecado y enharinado… ¡y listo! El resto lo hace un horno moderado, hasta que el pan crezca, esté doradito y pida a gritos un buen vinito nacional. ¡Glup!




    jueves, 15 de octubre de 2015

    Guiso vienés con arroz





    Dicen los que saben que esta receta era una de los preferidas por la familia Esterhazy, perteneciente a la más rancia nobleza húngara... Se trata, realmente, de un guisito blanco muy sabroso, que en nada se parece a los que conocemos por estas latitudes. ¡A probarlo!

     

     

    Lo que lleva

     

    carnaza de ternera o carré de cerdo (sin nada de grasa ni nervios) 1 KILO
    sal y pimienta A GUSTO
    zanahorias cortadas en rodajas finitas 4
    cebollas picadísimas 2
    tallos tiernos de apio, cortados en tiritas 4
    manteca o margarina 4 CUCHARADAS
    harina 1 Y 1/2 CUCHARADAS
    crema de leche 1/2 TAZA
    jugo de limón 1 CUCHARADITA
    caldo de verduras 1 CUBITO
    agua hirviendo 1/2 TAZA Y 3 TAZAS EXTRA
    vino blanco seco 1 TAZA
    alcaparras 2 CUCHARADAS
    pimentón 1 CUCHARADITA
    arroz 1 TAZA
    jugo de limón 1 CUCHARADITA
    manteca blanda 50 GRAMOS

     

    Como se hace

     

    PASO 1 (7 MINUTOS)

    Quítele a la carne elegida la grasa y córtela en cubos de tamaño respetable. Sazónelos a gusto con sal y pimienta (si es de molinillo, mejor). Luego coloque la harina indicada en un plato y reboce en ella los cubos de carne. Derrita la manteca (o margarina) en una cacerola grande, de fondo grueso, y dore en ella la carne.

     

    PASO 2 (12 MINUTOS)

    Escurra la carne pero no lave la cacerola. Saltee en la misma fritura las rodajas de zanahorias y las tiritas de apio. Agregue las cebollas picadas y rehóguelas también. Cuando las verduras estén listas, agregue en la cacerola el cubito de caldo desmenuzado y media taza de agua hirviendo. Raspe el fondo de cocción.

     

    PASO 3 (90 MINUTOS)

    Incorpore a la cacerola la crema, el jugo de limón, el vino, las alcaparras y el pimentón. Mezcle mientras raspa el fondo de cocción. Añada los cubos de carne salteados. Coloque la cacerola en el horno y cocine el guisito 1 hora y 15 minutos (o un poco más...), hasta que la salsa reduzca y espese. Mientras tanto...

     

    PASO 4 (110 MINUTOS)

    Ponga a hervir las 3 tazas de agua con un poco de sal y la cucharadita de jugo de limón. Cuando rompa el hervor eche el arroz en forma de lluvia mientras lo dispersa con un tenedor. Deje hervir despacito entre 18 y 20 minutos. Apague, tape la cacerola y deje reposar 5 minutos. Cuele el excedente de agua.

     

    PASO 5 (117 MINUTOS)

    Sazone el arroz con sal, pimienta y la manteca indicada. Coloque en cada plato un aro de metal, rellénelo hasta la mitad con el arroz y presiónelo con una cuchara para que tome la forma del aro. Retire cuidadosamente el molde y acompañe cada budincito con una buena porción del guisito vienés. ¡Riquísimo!

     

         

     

     

    miércoles, 14 de octubre de 2015

    Mousse de dulce de leche



    Esa espuma deliciosa...

    Una crema deliciosa para servir en copas como postre. Es el broche de oro de cualquier comida.

    INGREDIENTES:


    4 yemas
    4 claras
    10 cucharadas de dulce de leche
    medio vaso de oporto
    3 cucharadas de azúcar
    almendras (optativo)

    PROCEDIMIENTO 

    Bata las yemas hasta que están claritas. Agregue el dulce de leche y siga batiendo hasta obtener una crema esponjosa. Sin dejar de batir, añádales el Oporto (o otro vino dulce a gusto, la cuestión es que quede entonadito). Ahora bata las claras a punto nievey, sin dejar de batir añada el azúcar de a poco. Siga batiendo hasta lograr un merengue firme. Agregue el merengue a la mezcla de las yemas y una todo muy bien. Distribuya en copas y sirva espolvoreado con almendras picadas.

    martes, 13 de octubre de 2015

    Empanaditas de copetín de atún y morrones


    Permiso, voy a aterrizar en la cocina. Mire qué masa fantástica para empanaditas de copetín: Ponga sobre la mesa 130 gramos de manteca fría, 1 taza y 2/3 de harina y un poco de sal. Y corte la manteca con dos cuchillos, hasta convertirla en granitos. Aparte, mezcle 1/3 de taza de agua, hasta formar… ¡un verdadero engrudo! Vuelque este engrudo sobre el granulado anterior y trate de formar un bollo horrible uniendo los ingredientes con espátula. Estírela por partes, bien finita, corte en discos tamaño boca de oposición en descrédito, y arme las empanaditas con una mezcla de atún en aceite, escurrido, y morrones al natural picaditos, ligados con mayonesa. En lugar de repulgo, aplásteles los bordes con un tenedor (¡¡¡Ay!!!) y cocínelas en horno requetecaliente, hasta que estén sequitas y apenas doradas – o si tiene coraje y la dejan – congélelas hasta que lleguen visitas inesperadas. “El coraje más difícil es el de sufrir la necesidad” (Tommaseo).


    lunes, 12 de octubre de 2015

    Torta “fluff” de limón



    Ingredientes

    (Para una budinera chica de 16 cm de diámetro)

    Yemas, 4
    Azúcar, casi 2 tazas
    Jugo de limón colado, 1/2 taza
    Ralladura de un limón grande
    Leche, 1 y 1/2 taza
    Harina, 1/2 taza
    Claras batidas a nieve, 4


    1. Bata las yemas con el azúcar hasta que usted se desespere.
    2. Agrégueles el jugo de limón y la leche.
    3. Perfume con la ralladura de limón y agregue la harina.
    4. Unale suavemente las claras batidas a nieve.
    5. Vierta en una budinera enmantecada generosamente.
    6. Cocine a baño María en horno hasta que esté firme, por lo menos 1 hora y 20'. Compruebe la cocción clavándole una brochette.
    7. Retire y deje enfriar en el molde.
    8. Desmolde directamente en la fuente donde la piensa servir. Si le costara desmoldarla, pase rapidamente el molde por la llama de un quemador. Abajo queda una torta esponjosa, livianísima y arriba una especie de lemon cheese delicioso.


    Gracias, Ana Vecchi! 



    domingo, 11 de octubre de 2015

    Buñuelos de espinacas crudas



    1. Ponga 250 gramos de harina en un bol, haga un hueco en el centro y coloque allí 1 cucharadita de sal (tamaño café), pimienta y nuez moscada a gusto, 2 cucharadas de manteca derretida y 2 yemas.
    2. Revuelva con un tenedor mezclando todo mientras le agrega, aproximadamente 150 cc de cerveza blanca. Debe quedar un engrudo tan espantoso como el de los buñuelos anteriores.
    3. En el momento de hacer los buñuelos, mezcle a la pasta 2 claras a nieve y 2 tazas de espinacas crudas, lavadas y cortadas en juliana.
    4. Fría por cucharadas en abundante aceite caliente, hasta dorar.


    Variantes: Reemplace las espinacas por parte verde de acelga cruda, o lechuga, o berros, o blanco de apio picadito, etc. O cualquier ingrediente cocido que encuentre en la heladera bien picadito.


    sábado, 10 de octubre de 2015

    Cappelletti caseros



    • Masa para cappelletti

    INGREDIENTES

    Harina, 300 gramos
    Huevos, 2
    Aceite, 2 cucharadas
    Agua, cantidad necesaria
    Sal, 1 cucharadita


    PREPARACION

    1. Ponga la harina sobre la mesa en forma de corona.
    2. Coloque en el centro la sal, los huevos y el aceite.
    3. Mezcle los ingredientes del centro mientras les agrega agua de a poco e incorpora la harina hasta obtener un bollo.
    4. Amáselo con los puños sobre la mesa, hasta obtener una masa lisa y elástica.
    5. Tape y deje reposar 1 hora.


    COMO ARMAR LOS CAPPELLETTI

    1. Estire la masa por porciones, dejándola bien finita.
    2. Corte en discos de unos 4 cm de diámetro.
    3. Coloque en el centro un poco de relleno.
    4. Pinte los bordes con agua y cierre como si fueran empanaditas.
    5. Tome una empanadita sujetándola verticalmente de ambos extremos.
    6. Haga girar los extremos, retorciéndolos en sentido inverso, hacia atrás. Presiónelos. Al doblar de ese modo, cada empanadita tomará la forma de un sombrero.


    • El pariente modesto: los tortellini

    1. Se cortan los discos y se rellenan igual que los cappelletti, pero no se les retuercen los extremos. Quedan con forma de empanaditas.

    • El pariente gordo: los panzotti

    Son como los cappelletti gigantes. El relleno más clásico es el de ricotta, jamón y nueces.

    INGREDIENTES

    Ricotta, 1 kilo
    Perejil picado, 2 cucharadas
    Queso rallado, 1 taza
    Jamón cocido, picado fino, 200 gramos
    Nueces picadas, ½ taza
    Huevos, 2
    Yema, 1
    Sal, pimienta y nuez moscada

    PREPARACION

    1. Mezcle todos los ingredientes del relleno.
    2. Arme los panzotti como los cappelletti, pero sin retorcer los extremos.


    jueves, 8 de octubre de 2015

    Dos platos fuertes para combatir el frío



    Esta semana le propongo la mejor camiseta para desafiar al frío: un buen guisote… ¡o unos “bifes a la pimienta” inolvidables! (por la pimienta, claro está…).


    • Bifes a la pimienta

    1)      Quítele la grasita a 8 medallones gorditos de lomo (o bifes angostos de vaca, sin la grasita).
    2)      Sazone cada bife con sal y pimienta negra. Áteles un piolín en la cintura para darles forma redonda.
    3)      Dórelos en el mínimo posible de aceite, a fuego vivo. Escúrralos.
    4)      Tire el aceite de la sartén ¡pero no la lave!
    5)      Ponga en la misma 100 gramos de manteca.
    6)      Agréguele 2 cucharadas de cebolla rallada y rehogue.
    7)      Incorpore 1 hoja de laurel, 1 cucharada de pimienta en grano triturada con el palote, ½ cubito de caldo de verduras desmenuzado, ½ taza de vino blanco y ½ taza de agua.
    8)      Revuelva raspando el fondo de la sartén, hasta que se forme una salsita oscura.
    9)      Agregue en la sartén los bifes de lomo y deje hervir despacito hasta que se forme una salsita “aterciopelada”. Durante la cocción agregue chorritos de caldo o de agua para mantener un volumen razonable de salsa.
    10)  Cuando los bifes estén “a punto” (¡para mí bien cocidos!) escúrralos y quíteles el cinturón de piolín.
    11)  Deje hervir la salsa hasta que espese, retire la hoja de laurel y, a último momento, agréguele otra cucharada de pimienta negra en grano triturada.
    12)  Pruebe la salsa y rectifique o no el sazonamiento con sal. Sirva con cazuelitas de “papas a la crema”.


    miércoles, 7 de octubre de 2015

    Pan relleno



    Ingredientes:

    Pan Lácteo: 4 tazas de harina, 2 cdas de sal, 3 cdas de azúcar, 2 cdas de levadura prensada, ½ taza de agua tibia, 4 yemas, 200 g de manteca derretida, 1 taza de leche tibia, 4 claras

    Relleno: c/n de leche, 2 cdas de manteca derretida, y cantidad extra, 1 cebolla picadísima, 1 cda de perejil picadísimo, ¾ kg. de carne picada, 150 g de jamón cocido, 100 g de crema de leche, 4 huevos, 50 g de aceitunas verdes, en tajaditas, ½ taza de queso rallado, sal, pimienta y nuez moscada, a gusto.

    Preparación Pan Lácteo: 

    Tamice la harina con la sal y el azúcar. Disuelva la levadura prensada en la ½ taza de agua tibia. Bata las yemas en un bol grande y únalas a la manteca derretida. Súmele la leche tibia, la levadura disuelta y la harina tamizada. Mezcle bien. Bata las claras a punto nieve y agréguelas al bol. Bata con la mano abierta hasta lograr una pasta lisa y espumosa.
    Tape y espere a que se duplique. Vuelva a batir con la mano abierta hasta que esté elástica. Llene con ella, hasta la mitad, moldes tipo budín inglés enmantecados y enharinados, hasta ocupar 2/3 de su capacidad. Tápelos y deje leudar hasta duplicar su volumen. Cocine en horno caliente. Desmóldelos sobre rejilla y déjelos enfriar. Estaciónelos por un día.

    Relleno y cocción: 

    Quítele al pan una tajada en cada extremo. Resérvelas. Ahueque el pan sacándole la miga sin agujerearles las paredes. Reserve. Remoje en leche una taza de la miga. Exprímala, píquela y reserve.
    Rehogue la cebolla en las 2 cucharadas de manteca. Mézclela con la miga remojada y picada, el perejil, la carne, el jamón picadito, las tajaditas de aceitunas, la crema de leche y el queso rallado.
    Ligue todo con los 4 huevos y sazone la mezcla a gusto. Pinte el pan por dentro, generosamente, con manteca derretida. Rellénelo con la mezcla de carne y cierre los extremos adosándoles las tajadas de pan que le quitamos.
    Pinte el exterior del pan con manteca derretida, envuélvalo en papel manteca, átelo, colóquelo en una placa humedecida y cocínelo en horno caliente por 45 minutos.
    Retírelo, deje enfriar, deseche el papel, envuelva el pan en otro papel limpio…. Y llévelo así envuelto al pic-nic!

    Por Blanca Fuente Revista Viva - Diario Clarin

    martes, 6 de octubre de 2015

    Matambre de pollo


    Ingredientes

    Pollo deshuesado, 1
    Sal, pimienta, pimentón y ají molido, a gusto
    Ajo picadito, 2 dientes (rehogados en manteca)
    Zanahorias, 2
    Arvejas, 1 lata
    Miga de pan lácteo, remojada en leche, exprimida y picada, 2 tazas
    Huevos duros, 2
    Queso rallado ½ taza
    Cebolla grande, picadita y frita en manteca, 1
    Huevo batido, 1
    Nuez moscada, a gusto
    Manteca cantidad necesaria
    Caldo, cantidad necesaria

    Preparación

    1- Abra el pollo haciéndole una incisión en la espalda, desde el cogote hasta la rabadilla. Extiéndalo y sazone con sal, pimienta y ají molido. Deseche el exceso de grasa y de piel. Déle forma de rectángulo y apóyelo con la piel hacia abajo.
    2- Mezcle la miga de pan remojada y picadita con el queso rallado, la cebolla frita y el ajo. Ligue con el huevo batido y sazone a gusto con sal, pimienta y ají molido.
    3- Hierva las zanhorias y córtelas en tiras.
    4-Extienda el relleno sobre el rectángulo de pollo, agregue las zanahorias y los huevos duros enteros.
    5- Envuelva el relleno con el rectángulo de pollo, formando un cilindro. Cosa todos los bordes libres. (O haga como hice yo y envuélvalo con varias vueltas de papel film para horno y luego papel aluminio)
    6- Ate con un piolín, como si fuera un matambre
    7- Unte exteriormente con manteca y espolvoree con pimentón, coloque en una asadera junto con 1/2 de taza de caldo y cocine en horno moderado, hasta que esté cocido y crocante. Obviamente que si lo envuelve en papel, no le quedará crocante el exterior. (Si fuera necesario, eche chorritos de caldo en la asadera durante la cocción.)  Sirva caliente o frío, cortado en rodajas y acompañado con ensaladas de la estación.

    ¡GLUP!