sábado, 31 de julio de 2010

Galletitas de cacao





Coloque en una cacerolita cuatro cucharadas de cacao y una de leche. Revuelva la mezcla sobre el fuego hasta que se disuelva. Reserve. Bata 100 gramos de manteca con ½ taza de azúcar. A esta preparación, mézclele un huevo batido y el cacao disuelto. Únale una taza de harina, ½ cucharadita de polvo de hornear y un poquito de sal. Estire la masa fina, recórtela en forma de galletitas y cocínelas en una placa enmantecada y enharinada, en horno caliente, hasta que estén para comérselas.


viernes, 30 de julio de 2010

Supremas con manzanas


INGREDIENTES

Supremas de pollo, sin piel, 6
Sal y pimienta, a gusto
Vino tipo Marsala, 100 gramos
Crema de leche, 100 gramos
Manzanas ácidas, 4
Manteca, 150 gramos
Jugo de limón, cantidad necesaria


PREPARACION

  1. Sazone las supremas con sal y pimienta (si fueran muy gruesas ábralas por la mitad).
  2. Dórelas en 75 gramos de manteca.
  3. Cuando estén doradas, agregue en la sartén el vino Marsala y raspe con una cuchara el fondo de cocción, a fin de incorporarlo a la salsa.
  4. Tape y deje hervir despacito hasta que las pechugas estén tiernas.
  5. Incorpore la crema de leche y mezcle bien. Pruebe y rectifique (o no) el sazonamiento a gusto.
  6. Mientras las pechugas se cocinan, pele las manzanas, córtelas en 8 partes, quíteles las semillas y frótelas con el jugo de limón.
  7. Derrita el resto de manteca y espere que tome color avellana (¡pero que no se le queme!).
  8. Dore las manzanas en la manteca dándolas vuelta una vez, cuidadosamente, para que no se deshagan.
  9. Escúrralas sobre papel absorbente.
  10. Sirva las supremas con toda su salsa, guarneciéndolas con las manzanas salteadas.


jueves, 29 de julio de 2010

Moussaka


¿Hacemos “moussaka”? Espolvoree con queso rallado el fondo de una fuente para horno y rellénela así: una capa de rodajas de berenjena rebozadas por harina, fritas, crocantes y bien escurridas; una capa de picadillo de carne bien sabroso; otra capa de berenjenas fritas; una última capa de salsa blanca espesa bien condimentada; una lluvia copiosa de queso rallado… ¡y al horno bien caliente hasta dorar! ¿Qué tal? “Uno muestra lo que es en los amigos que tiene”… ¡Glup!


miércoles, 28 de julio de 2010

Nueva torta de naranja



¡Ensayé una “nueva torta de naranja” para empujar con el té… o con una buena copa de champán! Bata 1 y ½ taza de azúcar con 150 gramos de manteca. Cuando ya caiga en la desesperación porque jamás la mezcla se volverá cremosa… pídale la batidora a su vecina y recurra a la alta tecnología. Cuando sus nervios estén por explotar… agréguele 3 huevos, de a uno por vez… ¡y siga batiendo! ¿Vio qué “linda” queda ahora la mezcla? Perfúmela con la ralladura de 1 naranja gorda y mézclele en forma alternada: 3 tazas de harina tamizada con un poquitito de sal y… ¡4 cucharaditas de polvo para hornear!, más ½ taza de jugo de naranja mezclado con ½ taza de agua y 2 cucharadas de jugo de limón. Cocine la torta en un molde con tubo central enmantecado y enharinado, en horno tirando a caliente hasta que crezca (la torta, se entiende…) y esté cocida y doradita. Del relleno y del baño de azúcar (si quiere agregárselos)… ¡ocúpese usted! “Es necesario conceder descanso a la mente, para que después se encuentre fortalecida y más vivaz”. (Seneca)



martes, 27 de julio de 2010

Budín de coco delicioso

 
 
Mezcle 1 lata de leche condensada con 1 lata de leche (de vaca),1 lata de leche de coco (cómprela en un buen supermercado ¡o córrase hasta el Brasil!), 4 huevos batidos y 150 gramos de coco rallado. Vierta en un molde acaramelado, cocine a baño María en el horno hasta que esté firme; retire y recién cuando esté frío, desmolde. ¿Qué cómo queda? “¡Muito sabroso!...” “Los límites de mi lenguaje significan los límites de mi propio mundo” (Wittigstein). ¡Glup!
 

lunes, 26 de julio de 2010

Postre a dos puntas



La primera vez que hice este postre lo moldeé en una budinera y todos exclamaron: “¡Qué exquisito budín de chocolate!”. La segunda vez, lo serví en copas, decoradas con crema y cerezas al maraschino y los mismos comensales me felicitaron: “¡Qué mousse exquisita!”. Pío Baroja decía: “Todo está bien si parece bien”. De cualquier forma que lo haga, le aseguro que se anotará 10 puntos. ¿Qué espera para seguir leyendo? Ponga en la batidora 3 huevos junto con 150 gramos de azúcar y, mientras usted descansa, léale despacito al motor algún párrafo de José Ingenieros, para consolarlo: “Ennobleciendo el trabajo, emancipándolo de todo yugo, transformándolo de suplicio en deleite, de vergüenza en honor, será posible que los ciudadanos gocen de servir a su pueblo”. ¿Ya está todo espeso y gordo como un sabayón? Entonces siga hacienda trabajar la maquina mientras le agrega 120 gramos de manteca en trocitos, 200 gramos de chocolate derretido en el horno y dos copitas de ron mientras sigue leyendo en voz alta otro párrafo reconfortante: “La más justa fórmula de la moral social ordena imperativamente: el que no trabaja, no come. Quien nada aporta a la colmena, no tiene derecho a probar la miel.” ¿Ya está todo bien mezcladito? Vuelque entonces la crema en un bol y únale 200 gramos de bizcochos vainilla deshechos y 200 de amarettis igualmente triturados (Si es pudiente, reemplace los amarettis por avellanas o almendras tostadas y molidas). Ahora, decídase: o vuelca todo en un molde enmantecado, lo pone en el congelador y en el momento de servir lo hunde en agua caliente para desmoldar y servir decorado como se le antoja. O inventa con esta crema las copas más deliciosas de la semana. ¿Por cuál se decide? “Adivina, si puedes; y elige si te atreves”. CORNEILLE. 



domingo, 25 de julio de 2010

Tallarines con atún




Esta receta la coseché de un libro de cocina italiana que me regalaron hace añares. Su nombre verdadero es "spaghetti a la molisana", pero usted puede llamarlos sencillamente tallarines con atún. Una fórmula simple y fácil para variar la pasta de Pascua o del domingo que prefiera. 

 

 

Lo que llevan:

 
 
aceite de oliva. 3 CUCHARADAS

ajo. 3 DIENTES

cebolla. 1

vino blanco seco. 1 VASO (125 CENTIMETROS CUBICOS)

tomates envasados, picaditos y con todo su jugo. 2 LATAS

sal. A GUSTO

atún en aceite, escurrido y desmenuzado. 200 GRAMOS

albahaca fresca, picadita. 2 CUCHARADAS

perejil picadito. 2 CUCHARADAS

orégano seco o fresco. 1/2 CUCHARADITA

pimienta. A GUSTO

spaghetti o tallarines. 1/2 KILO

sal gruesa. 1 Y 1/2 CUCHARADA.

 

 

mo se hace:


Paso 1 (10 MINUTOS)

Pele la cebolla y píquela finamente. Resérvela hasta utilizar. Pele los dientes de ajo, pártalos por la mitad, descarte el brote interno (verde o blanco) y, sobre una tabla, píquelos finamente. Vierta el aceite en una sartén y llévela al fuego. Rehogue en el aceite la cebolla y los ajos hasta que estén translúcidos pero no dorados.

Paso 2 (15 MINUTOS)

Vierta ahora en la sartén el vaso de vino blanco seco, mezcle bien con una cuchara de madera y deje que se cocine sobre fuego bajo durante 3 minutos, hasta que se evapore el alcohol (así, del vino, sólo quedará el bouquet). Abra las latas de tomate y pique el contenido. Agrégue el tomate picado a la sartén junto con todo su jugo. 

Paso 3 (35 MINUTOS)

Sazone la salsa con sal a gusto y deje hervir a fuego bajo aproximadamente 15 minutos para que la preparación se reduzca y quede una salsa espesita. Abra la lata de atún y agregue a la salsa el atún bien escurrido y desmenuzado. Ahora deje que se cocine unos 5 minutos más, siempre sobre fuego suave. Sigamos... 

Paso 4 (45 MINUTOS)

Mézclele a la salsa las 2 cucharadas de perejil picado, la albahaca ídem y el orégano, fresco o seco, es a gusto. Pruebe y rectifique -o no- el sazonamiento con sal y agréguele unas vueltas de pimienta de molinillo. Una vez condimentada, retire la sartén del fuego, y reserve. Ponga a hervir en una olla abundante agua. 


Paso 5 (60 MINUTOS)

Cuando el agua rompa el hervor, agregue al agua 1 y 1/2 cucharadas de sal gruesa y sumerja en ella los tallarines o spaghetti. Déjelos cocinar hasta que estén al dente (o a su gusto...). Escúrralos y póngalos en la sartén donde esta la salsa. Mezcle bien para impregnarlos con la preparacion y sirva ofreciendo aparte queso rallado. 
 

sábado, 24 de julio de 2010

Locro de Tata





Ingredientes

½ kg de porotos pallares
1 kg de maíz blanco, pisado
1 gallina cortada en presas (o pollo de mayor edad…) y sin piel
1 kg de huesitos de cerdo, salados
½ kg de panceta magra y salada
3 morrones rojos gordos
4 chorizos blancos
4 chorizos colorados
sal y pimienta, a gusto

Procedimiento

  • Remojar un día los porotos y el maíz. Cocinar por separado. Cuando el maíz esté a medio cocer, agregue las presas de gallina. El agua debe cubrirlas. Deje hervir despacio, mezclando de a ratos con cuchara de madera, hasta que la gallina esté a medio punto. Incorpore los huesitos de cerdo y la panceta lavados. Sume los morrones en cuartos y los chorizos partidos por la mitad o en rodajas gruesas y los porotos. Agregue más agua caliente para cubrir todos los ingredientes y siga cocinando. Recién cuando el maíz esté cocido sazone con sal y pimienta. Sírvalo en cazuelitas y acompañe con una salsita picante para que cada uno se sirva.


viernes, 23 de julio de 2010

Galletitas de maní



Convide con estas galletitas inventadas con conciencia de pobre. (“Nada hay más insoportable que una mujer rica” JUVENAL)/ Pele ½ taza de maníes tostados (sáqueles la cascarita roja) y tritúrelos. Luego mézclelos con 1 cucharada de cacao dulce, 2 cucharadas de azúcar, 1 huevo, 2 cucharadas de harina, esencia de vainilla y 2 cucharaditas de bicarbonato. Una vez bien mezcladito, vierta por cucharaditas sobre una placa enmantecada y enharinada y cocine en el horno, hasta que estén sequitos y crocantes.

PASO FINAL: pintarles la cara con unas pinceladas de glasé real. Si es capaz de guardarlas en latas bien cerradas sin que nadie se entere, ¡duran una eternidad! ¡GLUP!



jueves, 22 de julio de 2010

Bizcochos sin T.A.C.C. (imitación de bay biscuits)



Y ahora, antes que me manden a lavar los platos… ¡me voy solita a la cocina! Bata en la batidora 2 huevos junto con 2 cucharadas de azúcar, hasta que espesen como sabayón. Perfume con ralladura de limón y únale suavemente 2 cucharadas panzonas de leche en polvo (etiqueta amarilla) previamente mezcladas con 3 cucharadas no tanto de maicena y 1 cucharadita miniatura de bicarbonato. Vuelque en un molde tipo budín inglés N°4 bien enmantecado y cocine 5 minutos en horno fuerte; y, el resto, a moderado. Una vez cocido desmolde, enfríe, corte en rodajas y apóyelas sobre una placa enmantecada. Final feliz: séquelas en horno moderado, dándolas vuelta una vez, para que queden doraditas de ambos lados. Resultado: ¡unos bizcochos “sin T.A.C.C.” de locura, imitadores perfectos de los “bay biscuits”… “La imitación es la más sincera forma de adulación” (Colton).

miércoles, 21 de julio de 2010

Si consigue unas hojitas de salvia fresca…




… Le propongo transformar a esos bifes condenados a “milanesa” en unos sabrosísimos “saltimbocca”.


Aplaste bien 8 bifes de nalga. Cuando estén bien finitos, sazónelos con poca sal y algo más de pimienta. Pegue en el centro de cada bife una hoja de salvia. Sobre la salvia coloque una tajada de “queso de máquina” y una tajada de jamón crudo. Doble los bifes por la mitad, como si cerrara un libro y sujete con palillos. Derrita 50 gramos de manteca en una sartén y dore los “saltimbocca” de ambos lados (poca manteca, así se doran más rápido). Agrégueles ½ taza de vino blanco seco y ½ taza de caldo, tape y deje hervir despacio hasta que la carne esté tierna. Ligue con 100 gramos de crema de leche y, si fuese necesario, espese la salsa con un poquito de fécula de maíz, diluída en un poco de agua.


martes, 20 de julio de 2010

Al freír será… ¡el recordar con el corazón!




            Cuando éramos chicos – siempre vivimos en casonas enormes, tanto en La Pampa como en Quilmes – los días de lluvia eran de fiesta. Con Juan Ángel y Roberto nos entreteníamos en hacer barquitos de papel para echarlos a nadar en cuanto charquito encontrábamos… Mientras mamá, en la cocina, se disponía a hacer alguna fritura dulce. ¿La razón? ¡Contagio del repiqueteo de la lluvia en el crepitar del aceite! Pero esta vez la nostalgia corre por otros carriles. La receta de esta semana me la enseñó a hacer una amiga muy querida – Maria Angélica Ryan – que nos dejó de golpe como una golondrina que se hunde en el cielo. Y hoy retorna como ella – aunque no sea primavera – en el sabor nostálgico de una de tantas recetas fáciles y ricas que, como esta, me enseñó a hacer. ¿A ver si me salen como a vos, Negrita?...


·         Berlinesas ultrarrápidas (sin levadura)

1)      Corte con dos cuchillos 2 cucharadas panzonas de margarina o manteca junto con 2 cucharadas igualmente gordas de harina leudante, 2 cucharaditas de azúcar molido y la ralladura de 1 limón.
2)      Cuando la manteca esté hecha miguitas, ponga el granulado en un bol y mézclele 2 huevos batidos, mientras une rápidamente con un tenedor. Cuanta más velocidad ponga, mejor. La manteca debe quedar separada en “granitos” y la pasta, tan blanda como… como… ¡como un puré de papas duro!
3)      Tire la pasta en la mesa alfombrada con cantidades industriales de harina (¡eh!... ¡tanto, no!...), déle forma de rollo gordito, corte una rodaja, póngale un trocito de dulce de membrillo en el centro y cierre moldeando en forma de pelotita. De este modo moldee y rellene toda la masa.
4)      Una vez hechas las pelotitas, fríalas en abundante aceite caliente hasta dorarlas muy bien. Finalmente escúrralas y hágalas rodar por azúcar molido. Resultado: ¡Una barbaridad!



lunes, 19 de julio de 2010

Tarta de queso y jamón



Disco de masa hojaldrada para pascualina, 1
Cebolla grande, 1
Manteca. 1 cucharada
Jamón cocido (en tajadas), 150 gramos
Queso de máquina (en tajadas), 150 gramos
Leche, ½ taza
Huevos, 2
Queso rallado, 1 cucharada panzona
Sal, ¡nada!



1. Enmantequen y enharinen bien una tartera de unos 24 centímetros de diámetro y fórrenla con un disco de masa para pascualina. ¿Cómo? Simplemente pongan el disco de masa dentro de la tartera y presiónenlo con las manos a fin de adherirlo bien al fondo y a las paredes del molde. Lo que sobresale, recórtenlo con una tijera o un cuchillito.


2. Para transformar el borde de la tarta en un borde con onditas hagan así: apoyen un dedo sobre la masa y presiónenla hacia abajo 2 centímetros aproximadamente; luego, siempre con el dedo, presiónenla levantándola hacia arriba (hasta volver a tocar el borde del molde); de nuevo empújenla hacia abajo... de nuevo hacia arriba... de nuevo hacia abajo... ¡como si jugaran al “sube y baja”!

3. Ahora encimen sobre una tabla las tajadas de jamón y córtenlas en tiritas finas. Los chefs de cinco estrellas llaman a este corte: “juliana”. Del mismo modo, piquen el queso “en juliana”.


4. En cuanto a la cebolla, pélenla, píquenla y rehóguenla en la cucharada de manteca. ¿Qué qué quiere decir rehogar? Cocinar ligeramente, en un medio graso... (¡hablar en “cocinero” es más difícil que hablar en inglés!)


5. Batan en un bol los huevos, la leche y el queso rallado, hasta que estén bien mezcladitos.


6. En cuanto la cebolla esté “rehogada”, extiéndanla sobre el fondo del molde forrado con masa. 

7. Luego cúbranla con la juliana de jamón y queso (si en lugar de tiritas quieren cortar el jamón y queso en cuadraditos... ¡es igual! Este corte, en francés, se llama “brunoise”).


8. Ahora vuelquen el batido de huevos y queso sobre el relleno que está en la tarta. Extiéndanlo con un cuchillo o espátula para que quede parejito.


9. Luego, cocinen la tarta en horno caliente de este modo: primero, 5 minutos apoyada en el piso del horno; y el resto, colocando la tarta en un estante central, hasta que el relleno esté firme, y la masa doradita.



domingo, 18 de julio de 2010

Pollo relleno



Si usted tiene un carnicero experto en deshuesar pollos, esta receta le parecerá facilísima... ¡Tan fácil como rellenar un almohadón! Eso sí: ¡mucho más rico! Un recurso astuto para que un pollo de clase media rinda un montón. Especial para lucirse en las Fiestas y disfrutar en familia.



LO QUE LLEVA 


·  pollo grande deshuesado UNO

·  jamón cocido 150 GRAMOS

·  carré de cerdo sin grasa ni indeseables, picado UNA TAZA

·  miga de pan remojada en leche UNA TAZA

·  cebolla picada y rehogada en aceite o manteca UNA (GRANDE)

·  nueces picadas MEDIA TAZA

·  perejil picado UNA CUCHARADA

·  queso rallado 3 CUCHARADAS

·  huevos DOS

·  sal, pimienta y nuez moscada A GUSTO

·  aceite 2 CUCHARADAS Y EXTRA

·  papas en rodajas CANTIDAD NECESARIA

·  ensalada de hojas A GUSTO

·  limón jugoso UNO



PASO 1 (30 MINUTOS) 


Quítele al pollo el exceso de grasa. Cósale las aberturas, menos la de abajo, que es por donde lo rellenaremos. No se aflija si no sabe coser. Frótelo por dentro y por fuera con jugo de limón. Sazónelo igualmente con sal y pimienta a gusto. Mezcle en un bol el jamón cocido previamente procesado junto con la carne de cerdo, la miga de pan remojada en leche, exprimida y picada, la cebolla rehogada, las nueces picadas, el perejil picadísimo y el queso rallado. Sazone a gusto con sal, pimienta y nuez moscada. Agregue los huevos y mezcle todo con las manos para distribuir bien los ingredientes. Agréguele las 2 cucharadas de aceite y vuelva a mezclar.


PASO 2 (40 MINUTOS) 


Rellene el pollo con la mezcla anterior, distribuyéndolo en forma pareja. Cosa la abertura de abajo del pollo. Haga al pollo relleno dos ligaduras con piolín, para sujetar las alas y las patas. Tenga lista una asadera cubierta con rodajas de papa (peladas o bien lavaditas y con cáscara). Son para que la piel del pollo (la espalda) no se pegue en la asadera durante la cocción. Tome una brochette o un cuchillito de punta y pinche repetidamente la piel del ave. ¿Que por qué semejante crueldad? Le cuento... La mayoría de los pollos que nos venden son obesos... Por lo tanto, al perforarles la piel por esos agujeritos, la grasa saldrá como por un tubo en lugar de quedar acumulada.


PASO 3 (90 MINUTOS)


Acueste el pollo relleno, pinchado y atadito sobre el lecho de papas que está en la asadera. Rocíelo con aceite. Vierta en la asadera agua hasta el nivel de las papas. Cocine el pollo en horno caliente, salseándolo de a ratos con su propio jugo hasta que esté doradito y crujiente: una hora y quince minutos aproximadamente (todo depende del tamaño del bicho). Controle la cocción clavándole una brochette en la articulación de la pata: no debe salir juguito rosado. Retírelo del horno, déjelo enfriar bien, quítele las ligaduras y costuritas y sírvalo entero o en tajadas (una forma astuta de evitar críticas). Acompañe con la ensalada que le guste a usted o a sus invitados...




sábado, 17 de julio de 2010

Milanesas al Roquefort





1)      Tamice 200 gramos de Roquefort y mézclelo con 1 taza de blanco de apio hervido “al dente”, escurrido y picadito.
2)      Agréguele un puñadito de nueces picadas y ligue con el mínimo posible de mayonesa.
3)      Aplaste bifes finitos (sin grasa ni nervios) como si estuviera matando hormigas depredadoras. Recórtelos en forma pareja.
4)      Arme los “sándwiches” con los bifes uniéndolos de a dos con el relleno de Roquefort en el medio.
5)      Presione bien los bordes, rebócelos por harina sazonada con sal y pimienta, báñelos luego por huevos batidos y revuélquelos en pan rallado como si hiciera… ¡milanesas rellenas!
6)      Apriete bien los bordes de cada invento, para que el pan se adhiera perfectamente. Déjelos estacionar en la heladera 1 hora.
7)      Fría los sándwiches como cualquier milanesa, dorándolos bien de ambos lados. Sírvalos con una guarnición de zanahorias fritas. ¿Le enseño como las hago?
8)      Corte zanahorias (con el pelapapas) en tiras finas (¡eh!... tanto, no…), rebócelas por harina y fríalas por tandas en aceite bien caliente, mientras las revuelve con dos tenedores (o con lo que quiera…) hasta que estén bien crocantes.
9)      Sálelas recién en el momento de llevar a la mesa.


viernes, 16 de julio de 2010

Rosquitas de maicena



 

¿Mejor hablamos de cocina? ¡Otra recetita para olvidarnos que existe el trigo! Bata 3 yemas con ½ taza de azúcar hasta que estén así de esponjosas y, sin dejar de batir, agrégueles 75 gramos de manteca derretida. Únale entonces 1 taza de almidón de maíz (maicena… ¡bah!), haga rosquitas y cocínelas sobre placas enmantecadas, en horno caliente, hasta que se sequen y queden con ganas de dorarse. ¡Linda compañía para un buen café!



jueves, 15 de julio de 2010

Glasé de naranjas

 

1. Mezcle ½ taza de azúcar impalpable tamizada con ½ de jugo de naranjas.

miércoles, 14 de julio de 2010

Bomboncitos de dulce de leche


 

Ingredientes


c/n de chocolate cobertura
c/n de dulce de leche
c/n de pirotines chiquitos de papel


1.       Corte el chocolate en trocitos, póngalo en una cacerola y derrítalo sobre un bañomaría suave. Pinte con el chocolate derretido el interior de los pirotines de papel, dándoles 2 ó 3 manos.
2.       Distribuya los pirotines en una bandeja y póngalos en la heladera hasta que endurezcan.
3.       Retírelos, rellénelos con dulce de leche y cubra la superficie de cada uno con otra capita de chocolate fundido. Vuelva a estacionarlos en la heladera hasta que el chocolate se endurezca y…
4.       ¡Ya están listos para convidar! (Y si algún comensal, al querer despegarle el papel al bombón, se le rompe el chocolate… ¡No es culpa mía!).



martes, 13 de julio de 2010

Duraznos en almíbar




 ¡Al  fin apareció la receta de los duraznos en almíbar que tanto le gustó y perdió! Ponga en una cacerola 1 y ½ taza de azúcar y 1 taza de agua, más una bolsita que contenga un clavo de olor descabezado y 2 ramitas de canela. Deje hervir 2 minutos y agregue 1 kilo de duraznos “pintones” con cáscara, pero limpitos. Déjelos hervir unos segundos hasta que estén tiernos, pero no cocidos. Escúrralos y pélelos como si fueran tomates. En cuanto al almíbar de la cacerola, déjela hervir hasta que tome punto de hilo fuerte. Retire la bolsita, agregue al almíbar 350cc de coñac, ponga los duraznos en frascos esterilizados y cúbralos con dicha mezcla. ¡Hic!